Un proyecto relacionará meteorología extrema, biodiversidad atmosférica y salud humana

Un proyecto del ICTA-UAB liderado por la investigadora Jordina Belmonte estudiará los efectos de los fenómenos meteorológicos extremos sobre la biodiversidad biológica presente en la atmósfera para prever posibles cambios en el medioambiente y afectaciones a la salud humana.

El Amazonas boliviano, de camino a la deforestación

Una de las zonas de mayor biodiversidad amazónica sufrirá pérdidas mucho más "alarmantes" con la aprobación de una controvertida ley, según denuncia un estudio realizado por investigadores del ICTA-UAB.

Éxitos del ICTA-UAB: cinco proyectos ERC en dos años

El Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB) ha recibido cinco ayudas del Consejo Europeo de Investigación (ERC) en dos años, lo que supone el 10% de las ayudas otorgadas por esta institución en Catalunya durante el periodo de final del 2015 a final del 2017. Estos cinco proyectos supondrán la contratación de más de 30 investigadores doctorales y postdoctorales.

Científicos alertan de la rápida degradación de los ecosistemas marinos y su grave repercusión para el planeta

Un libro editado por investigadores del ICTA-UAB, la UB, el CNRS francés y el IEO aborda el concepto de “bosque animal” y recuerda el importante papel de los mares y océanos frente al cambio climático.

Un nuevo mapa elaborado por el ICTA-UAB muestra los éxitos, problemas y grandes desafíos del proceso de transición a una sociedad...

La resistencia contra la extracción masiva de carbón en Australia y el creciente movimiento que aboga por una "transición justa" a una sociedad libre de combustibles fósiles ha tenido cierto éxito pero se enfrenta a grandes desafíos.

La investigadora del ICTA-UAB Victoria Reyes-García recibe un ERC Consolidator Grant

La investigadora ICREA en el Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales (ICTA-UAB) Victoria Reyes- García ha recibido una ayuda consolidator Grant del Consejo Europeo de Investigación (ERC) para desarrollar un proyecto que quiere aportar información del conocimiento local a la investigación del cambio climático.

La Fundación Bancaria ”la Caixa”, el ICTA-UAB y el CREAF presentan el estudio pionero Bosques sanos para una sociedad saludable

• Àngel Font, director corporativo de Investigación y Estrategia de la Fundación Bancaria ”la Caixa”; Martí Boada, profesor e investigador del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB).

El mapa “Blockadia” del ICTA-UAB recoge los movimientos mundiales contra los combustibles fósiles

Un nuevo mapa interactivo elaborado por investigadores del Instituto de Ciència i Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB) muestra el impacto mundial de las acciones de resistencia directa que llevan a cabo las personas que se enfrentan físicamente a los proyectos de extracción de combustibles fósiles.

Nace la Alianza de centros y unidades de excelencia Severo Ochoa y María de Maeztu

La Secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela, ha presidido la primera reunión de la nueva Alianza de Excelencia Severo Ochoa y María de Maeztu.

La gentrificación verde puede limitar el efecto favorable que las zonas verdes tienen en la salud

Una investigación del ICTA-UAB y el IMIM sugiere que los vecinos de las clases sociales más desfavorecidas no se benefician por igual de los efectos que la creación de zonas verdes tiene en para la salud.

La contaminación petrolera del Amazonas está modificando la composición química del agua

Un estudio científico del ICTA-UAB y el ISS-EUR cuantifica el impacto ambiental de los vertidos procedentes de la extracción petrolera en ríos de las cabeceras del Amazonas.

Investigadores del ICTA-UAB alertan que las plantaciones de palma aceitera provocan la infertilidad de los suelos tropicales

Las plantaciones de palma africana de aceite están substituyendo en un 40% los bosques tropicales y en un 32% los pastos naturales y de cultivo de grano básico, según un estudio realizado por investigadores del ICTA-UAB en Guatemala.

El EJAtlas alcanza los 2.100 casos de estudio de conflictos socio-ambientales en el mundo

El Atlas de Justicia Ambiental (EJAtlas), creado por investigadores del Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB), cuenta en la actualidad con 2.100 casos de conflictos ecológico-distributivos identificados en distintas partes del mundo.

Un termostato en la edad de hielo evitó el enfriamiento extremo del clima

Durante las edades de hielo, un mecanismo regulador no identificado evitó que las concentraciones atmosféricas de CO2 cayeran por debajo de un nivel que podría haber dado lugar a un enfriamiento rápido.

La nueva teoría del “a-crecimiento” económico contribuye a la viabilidad de las políticas climáticas

 El investigador del ICTA-UAB, Jeroen van den Bergh publica este mes en Nature Climate Change un estudio que propone una nueva teoría económica compatible con la lucha contra el cambio climático.

Nueva 'Guía de Bienvenida' al ICTA-UAB

Ya tenéis a vuestra disposición la nueva 'Guía de Bienvenida' del ICTA-UAB. El documento pretende ayudarle a descubrir los fundamentos del programa de doctorado, la estructura de ICTA-UAB, etc.
Noticias
Relaciones sociales, éxito en la caza y buena salud, fuente de felicidad para los pueblos indígenas

Fecha: 2017-01-26

El concepte de felicitat als pobles indígenes
 

  • Las personas de las comunidades rurales e indígenas de los países del Sur relegan los ingresos económicos a una posición secundaria como fuente de satisfacción.
     
  • Un estudio del ICTA-UAB liderado por la Dra. Victoria Reyes- García advierte que algunas políticas de desarrollo socioeconómico en los países del Sur, especialmente las que no están planeadas en línea con las formas de vida locales, pueden tener efectos negativos inesperados en el bienestar de sus pobladores.

Las acciones de desarrollo socioeconómico en las poblaciones rurales e indígenas de los países del Sur pueden tener efectos negativos en la felicidad y el bienestar humano de sus pobladores, quienes valoran aspectos como las relaciones sociales, la salud y el éxito en las actividades cotidianas de subsistencia por encima de los ingresos económicos.

Así lo constata una investigación del Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) liderada por la Dra. Victoria Reyes-García que analiza los factores que influyen en la felicidad de las comunidades rurales e indígenas. La investigación se ha llevado a cabo a partir del análisis de tres sociedades indígenas una en Borneo, una en la cuenca del Congo y una en la Amazonía.

Subvencionado con un importe de 1 millón de euros a través de una Starting Grant del Consejo Europeo de Investigación (en el Séptimo Programa Marco de la Unión Europea) concedida a Victoria Reyes-García, el proyecto ha analizado en profundidad estas tres sociedades indígenas durante cinco años para conocer su particular noción de la felicidad (como sinónimo de bienestar o satisfacción), un concepto estudiado hasta ahora principalmente desde la perspectiva occidental. En un momento en que la economía de mercado se está expandiendo entre las sociedades rurales, la investigación pretende conocer en qué medida la globalización y el acceso a los bienes de mercado afecta a la calidad de vida de las comunidades rurales e indígenas de los países del Sur.

Si bien los ingresos económicos son un factor valorado por los pueblos indígenas estudiados, éste queda relegado a una posición secundaria cuando se trata de evaluar su nivel de bienestar. Por el contrario, su felicidad se encuentra cimentada en actividades tales como pasar tiempo con la familia o recibir visitas, el éxito en las actividades de subsistencia como la caza, la pesca y la agricultura, y en su estado de salud. Los investigadores explican que “la relación entre ingresos y felicidad se trunca en cuanto los ingresos cubren las necesidades básicas, lo que se conoce como ‘punto de saciedad’. Más allá de este punto, aumentar el ingreso no genera más felicidad”, explica la Dra. Victoria Reyes-García, quien recuerda que la dedicación a actividades económicas reduce el tiempo que pueden dedicar a las actividades que les hacen felices, como la interacción social y las tareas de subsistencia.

Con el fin de cubrir las necesidades básicas –especialmente de personas con bajos niveles de ingresos-, los gobiernos invierten recursos en servicios sociales y programas de desarrollo, es decir, en programas que favorecen el aumento de los ingresos económicos, el acceso universal a la educación y a la asistencia sanitaria. Sin embargo estas iniciativas pueden llegar a tener impactos negativos en el bienestar de los grupos a las que van dirigidas, especialmente si estos programas no están diseñados respetando las formas de vida locales.

Por ejemplo, los programas de educación descontextualizados llevan a los jóvenes al abandono de las actividades tradicionales que les aportan un valioso conocimiento ambiental local (aprender a cazar, conocer las plantas y sus usos para la salud) con la consiguiente pérdida de habilidades para las labores de subsistencia, que son una de las principales fuentes de su felicidad. No se trata solamente de hacer que la educación esté al alcance de todos, sino que los sistemas educativos estén acoplados a las diferentes realidades culturales.

Otro de los resultados de este trabajo es que la desigualdad en el nivel de ingresos en una comunidad tiene efectos distintos en el bienestar de las personas que la desigualdad de ingresos en un país.  Mientras que las diferencias en los niveles de ingresos dentro de un mismo país pueden ser percibidas como una oportunidad de mejora social, las diferencias económicas dentro de una misma comunidad generan efectos negativos, como la envidia, que disminuyen el bienestar. Los investigadores enfatizan que “las políticas para aumentar el nivel de ingresos pueden tener consecuencias no deseadas sobre el bienestar si no se tiene en cuenta la forma en la que se distribuyen los ingresos”.

Como conclusión, los investigadores reconocen que, aunque la felicidad es un concepto valorado de forma universal, los factores que la determinan varían de una cultura a otra. Este estudio ofrece una mirada alternativa a este término que puede servir para informar políticas orientadas a la mejora del bienestar humano.

Para el desarrollo del estudio, los investigadores vivieron integrados en las comunidades de los Punan Tubu (cazadores recolectores de Borneo, en Indonesia), los Baka (semi-nómadas de la cuenca del río Congo) y los Tsimane’ (recolectores-horticultores de la Amazonía boliviana). Tras la finalización de este proyecto “La naturaleza adaptativa de la cultura. Análisis transcultural de los beneficios del conocimiento ambiental local en tres sociedades indígenas (LEK)”, los miembros del grupo han elaborado un informe completo con las principales conclusiones que puede ser consultado en castellano, inglés y francés.

Más información
Informe del proyecto en castellano: http://icta.uab.cat/etnoecologia/Docs/[504]-pb3es.pdf
Informe del proyecto en inglés: http://icta.uab.cat/etnoecologia/Docs/[502]-pb3en.pdf
Informe del proyecto en francés: http://icta.uab.cat/etnoecologia/Docs/[503]-pb3fr.pdf

Actividades ICTA