La Fundación Bancaria ”la Caixa”, el ICTA-UAB y el CREAF presentan el estudio pionero Bosques sanos para una sociedad saludable

• Àngel Font, director corporativo de Investigación y Estrategia de la Fundación Bancaria ”la Caixa”; Martí Boada, profesor e investigador del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB).

El mapa “Blockadia” del ICTA-UAB recoge los movimientos mundiales contra los combustibles fósiles

Un nuevo mapa interactivo elaborado por investigadores del Instituto de Ciència i Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB) muestra el impacto mundial de las acciones de resistencia directa que llevan a cabo las personas que se enfrentan físicamente a los proyectos de extracción de combustibles fósiles.

El ICTA-UAB participa en el encuentro 100xCiencia.2 en Alicante

El congreso, que en esta edición está dedicado a la transferencia de conocimiento y tecnología, reúne representantes de 40 centros y unidades de investigación “Severo Ochoa” y “María de Maeztu”.

Nace la Alianza de centros y unidades de excelencia Severo Ochoa y María de Maeztu

La Secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela, ha presidido la primera reunión de la nueva Alianza de Excelencia Severo Ochoa y María de Maeztu.

La gentrificación verde puede limitar el efecto favorable que las zonas verdes tienen en la salud

Una investigación del ICTA-UAB y el IMIM sugiere que los vecinos de las clases sociales más desfavorecidas no se benefician por igual de los efectos que la creación de zonas verdes tiene en para la salud.

La contaminación petrolera del Amazonas está modificando la composición química del agua

Un estudio científico del ICTA-UAB y el ISS-EUR cuantifica el impacto ambiental de los vertidos procedentes de la extracción petrolera en ríos de las cabeceras del Amazonas.

Investigadores del ICTA-UAB alertan que las plantaciones de palma aceitera provocan la infertilidad de los suelos tropicales

Las plantaciones de palma africana de aceite están substituyendo en un 40% los bosques tropicales y en un 32% los pastos naturales y de cultivo de grano básico, según un estudio realizado por investigadores del ICTA-UAB en Guatemala.

ICTA-UAB estudiará el uso sostenible de la tierra y los recursos naturales en el marco del programa COUPLED

El Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB) recibirá una dotación económica de medio millón de euros en el marco del proyecto COUPLED, una red de formación innovadora europea financiada por el programa Marie Skłodowska-Curie Actions de la Unión Europea.

Científicos del ICTA-UAB identifican las plantas alergénicas de Barcelona con la nueva aplicación Plant*tes

El Punto de Información Aerobiològica (PIA) de la UAB presentó su nueva app Plant*tes en Barcelona en el marco del proyecto "Ciencia Ciudadana en los barrios" del Ayuntamiento de Barcelona.

El EJAtlas alcanza los 2.100 casos de estudio de conflictos socio-ambientales en el mundo

El Atlas de Justicia Ambiental (EJAtlas), creado por investigadores del Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB), cuenta en la actualidad con 2.100 casos de conflictos ecológico-distributivos identificados en distintas partes del mundo.

Las mejoras sin restricciones en tecnología pesquera amenazan el futuro del pescado y el marisco salvaje

Un estudio del investigador del ICTA-UAB Eric Galbraith muestra que la futura mejora de la tecnología pesquera representa una amenaza para la pesca global que podría ser mayor que el cambio climático.

Un termostato en la edad de hielo evitó el enfriamiento extremo del clima

Durante las edades de hielo, un mecanismo regulador no identificado evitó que las concentraciones atmosféricas de CO2 cayeran por debajo de un nivel que podría haber dado lugar a un enfriamiento rápido.

La nueva teoría del “a-crecimiento” económico contribuye a la viabilidad de las políticas climáticas

 El investigador del ICTA-UAB, Jeroen van den Bergh publica este mes en Nature Climate Change un estudio que propone una nueva teoría económica compatible con la lucha contra el cambio climático.

Un proyecto europeo analiza los efectos de los residuos generados por el turismo en las islas del Mediterráneo

Un estudio europeo en el que participa el Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) analizará y propondrá soluciones a los efectos del incremento de los residuos generados por el turismo durante el período veraniego en las islas del Mediterráneo.

Nueva 'Guía de Bienvenida' al ICTA-UAB

Ya tenéis a vuestra disposición la nueva 'Guía de Bienvenida' del ICTA-UAB. El documento pretende ayudarle a descubrir los fundamentos del programa de doctorado, la estructura de ICTA-UAB, etc.

Relaciones sociales, éxito en la caza y buena salud, fuente de felicidad para los pueblos indígenas

Las personas de las comunidades rurales e indígenas de los países del Sur relegan los ingresos económicos a una posición secundaria como fuente de satisfacción.
Noticias
La nueva teoría del “a-crecimiento” económico contribuye a la viabilidad de las políticas climáticas

Fecha: 2017-03-10

 

.  El investigador del ICTA-UAB, Jeroen van den Bergh publica este mes en Nature Climate Change un estudio que propone una nueva teoría económica compatible con la lucha contra el cambio climático.

.  El “a-crecimiento” surge como alternativa a las estrategias económicas opuestas del “crecimiento verde” y el “decrecimiento”

Justo cuando se cumplen 45 años de la primera propuesta sobre los límites del crecimiento por parte del Club de Roma, la preocupación por el cambio climático y cómo abordarlo ha reabierto el debate que se pregunta si son las políticas de mitigación del cambio climático compatibles con el crecimiento económico.

Muchos ciudadanos, científicos y políticos temen que las políticas climáticas severas perjudiquen el crecimiento económico. Mientras que unos apuestan por dejar de crecer o decrecer económicamente, otros abogan por un “crecimiento verde“ que sea compatible con una futura economía baja en carbono.

Un estudio de Jeroen van den Bergh, Professor ICREA del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales  de la Universidad Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) reflexiona críticamente sobre estas dos posiciones “que amenazan los objetivos ambientales y sociales”, y propone una tercera alternativa denominada “a-crecimiento” que permite despolarizar el debate y reducir la resistencia a las políticas climáticas.

El estudio, que ha sido publicado recientemente en la revista Nature Climate Change, propone el “a-crecimiento” como alternativa a la actual disyuntiva entre el “crecimiento verde” y el “decrecimiento”.  Al no tener la certeza de si crecimiento económico y estabilidad climática son compatibles, van den Bergh considera que es preferible ser “agnóstico” respecto al crecimiento y propone una tendencia que descarta el PIB como indicador “ya que el crecimiento no es ni un fin último ni siquiera un medio para alcanzar un fin”.

Respecto a las otras dos tendencias ya existentes, Jeroen van den Bergh explica que el “crecimiento verde” se acepta entre quienes ven el cambio climático como una seria amenaza y buscan soluciones que minimicen los efectos del crecimiento. “Esta postura quedó reflejada claramente en el acuerdo climático de París, con promesas nacionales de carácter voluntario sin respaldo de políticas coherentes a nivel mundial. Lo único que cabe esperar del acuerdo es su incumplimiento y que los efectos sistémicos como el ‘rebote de la energía’ y la fuga del carbono lo conviertan en totalmente inefectivo”.

 La economía tiene una enorme capacidad de adaptación, a través de la adopción de nuevas tecnologías y cambios en la composición del consumo y la producción. Sin embargo, la adaptación no será completa y rápida sin una severa regulación ambiental. Por otra parte, no está claro de antemano que cualquier transición baja en carbono así lograda coincidirá con el crecimiento económico. De hecho, hay débiles evidencias empíricas sobre la viabilidad del crecimiento verde bajo las severas políticas climáticas. En otras palabras, el estudio afirma que abrazar una postura pro-crecimiento categórica implica jugar con el clima.

 La literatura establece que el crecimiento económico en los países ricos ya no contribuye significativamente al progreso. La mayoría de las personas en estos países satisfacen ampliamente sus necesidades básicas, mientras que los más pobres se benefician más de las medidas distributivas, como los impuestos progresivos sobre la renta, la atención sanitaria pública y un salario mínimo digno. “Si el indicador del PIB no refleja el progreso de la sociedad en las naciones ricas ya ha llegado el momento de ignorarlo”, indica van den Bergh. Por ello, tampoco considera viable la propuesta del “decrecimiento” o “crecimiento cero” ya que éstos fijan su objetivo en revertir el crecimiento y provocar la disminución del PIB. Afirma que las propuestas anti-crecimiento carecen de una base científica rigurosa y pueden provocar más inconvenientes que beneficios a la sociedad.

“Es posible estar preocupado y ser crítico con el crecimiento económico sin necesidad de recurrir a una posición anti-crecimiento”, indica el autor quien incide en que una estrategia de “a-crecimiento” permitiría analizar un espacio más amplio de políticas que mejorasen el bienestar y las condiciones ambientales. La elección de las políticas no estaría limitada por el objetivo del crecimiento económico. “No hay que partir de la idea de que el desempleo, las desigualdades y los desafíos ambientales se resuelven mediante propuestas de crecimiento incondicional o de crecimiento cero o negativo. Las políticas sociales y ambientales algunas veces frenan el crecimiento y otras lo estimulan, dependiendo de factores contextuales. Una estrategia de “a-crecimiento” es cautelosa, ya que hace que la sociedad sea menos sensible a posibles escenarios en los que la política climática restrinja el crecimiento económico. Por lo tanto, reduciría la resistencia a dichas políticas”, indica.

A nivel práctico, expone que es necesario combatir la creencia social -muy extendida entre los círculos políticos- de que hay que priorizar el crecimiento, e incide en que es necesario un debate político y social sobre cómo salir de la inútil disyuntiva entre el pro y contra el anti-crecimiento. “Comprender que existe una tercera vía puede ayudar a superar la polarización actual y debilitar la resistencia política contra la política climática”, concluye.

Referencia al artículo:
van den Bergh J.C.J.M. "A third option for climate policy within potential limits to growth"Nature Climate Change. 2017, vol. 7, p. 107-112

Actividades ICTA