Nace El Observatorio del Besòs: un proyecto de seguimiento de la calidad de los sistemas fluviales de la cuenca

La Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) a través del Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals (ICTA-UAB), y el Consorci Besòs Tordera evaluarán el estado de calidad a largo plazo de la cuenca del Besòs gracias a la creación de la Observatorio del Besòs.

Los cambios en la circulación atlántica provocan que el agua con menos oxígeno invada el Golfo de Saint Lawrence de Canadá

El Golfo de Saint Lawrence ha experimentado un calentamiento y pérdida de oxígeno más rápida que cualquier otro océano del planeta.

El cambio climático modifica la composición de los arrecifes

Los corales devastados por el cambio climático son substituidos de forma natural por otras especies como las gorgonias, menos eficientes como sumideros del CO2 de la atmósfera.

El ICTA-UAB ofrece el primer máster en "Ecología Política. Decrecimiento y Justicia Ambiental"

El Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales (ICTA-UAB) pone en marcha el máster en "Ecología Política.

Un estudio pionero analizará los efectos de los bosques sobre la salud humana

Un grupo de voluntarios participa en un estudio experimental del ICTA-UAB para analizar los efectos potenciales que tienen los bosques sobre la salud humana.

La basura acumulada en las playas de las islas del Mediterráneo se triplica durante el verano

El Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) ha analizado y cuantificado los residuos generados por el turismo en ocho islas del Mediterráneo, en el marco del proyecto europeo BLUEISLANDS.

Mapean la vitalidad urbana de Barcelona

Investigadores de la UAB han cartografiado Barcelona y 9 municipios de su alrededor con una nueva metodología, que aplica las ideas de la activista del urbanismo Jane Jacobs sobre cómo tienen que ser las ciudades para ser espacios vitales.

La intensificación agrícola no es un buen "plan" de desarrollo sostenible

Los planes que abogan por la intensificación agrícola como medida para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) no tienen resultados positivos por igual a nivel social y ecológico, según un estudio en el que participa el ICTA-UAB.

Los planes de “verdificación” de las ciudades deben contemplar criterios de igualdad social

Las ciudades que no contemplen criterios de igualdad social en sus estrategias políticas para hacer más verde y ecológico su entorno urbano no lograrán la sostenibilidad a largo plazo, y se arriesgan a crear sólo enclaves verdes destinados a la élite social.

El ICTA-UAB alerta de una nueva plaga invasora de un escarabajo asiático en Catalunya que acaba con las moreras

Un estudio del investigador del ICTA-UAB y del Departament d’Agricultura, Víctor Sarto i Monteys ha identificado en la provincia de Barcelona la presencia de una especie procedente de Asia que podría extenderse hacia el resto de Europa.

Más de 120 investigadores del ICTA-UAB abordan en un simposio los retos ambientales, y especialmente los derivados del cambio global...

El Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) acogió los pasados días 16 y 17 de mayo su 1er Simposio de Primavera en el que se abordaron algunos de los principales retos ambientales y de sostenibilidad.

La transición a una economía baja en carbono requerirá más recursos renovables de lo que se creía

Un estudio del ICTA-UAB analiza las consecuencias en los estilos de vida que tendrá la sustitución de los combustibles fósiles por energías más limpias.

¿Se adaptan mejor al cambio climático los agricultores que pertenecen a asociaciones locales de usuarios?

Las sequías, las inundaciones y el incremento de las temperaturas derivados del cambio climático no son las únicas amenazas a las que deben hacer frente los agricultores con cultivos de riego.

El cambio climático amenaza las reservas de carbono de las praderas marinas más grandes del mundo

Las praderas de fanerógamas marinas de Shark Bay, un punto clave para el secuestro de carbono, sufren pérdidas alarmantes tras una devastadora ola de calor marina, según un estudio en el que participan investigadores del ICTA-UAB.

Las poblaciones indígenas del Amazonas cazan y consumen animales que se alimentan en zonas contaminadas por vertidos petroleros

Un estudio del ICTA-UAB y del Departamento de Sanidad y Anatomía Animales de la UAB demuestra que las principales especies que cazan los indígenas de la selva amazónica de Perú ingieren agua y tierra contaminadas por hidrocarburos y metales pesados.

La app Planttes alerta del riesgo de alergia en las diferentes calles de las ciudades

La App Planttes es una herramienta de ciencia ciudadana que emplaza a los usuarios a identificar y ubicar sobre el mapa la presencia de plantas alergénicas e indicar su estado fenológico.

Un proyecto relacionará meteorología extrema, biodiversidad atmosférica y salud humana

Un proyecto del ICTA-UAB liderado por la investigadora Jordina Belmonte estudiará los efectos de los fenómenos meteorológicos extremos sobre la biodiversidad biológica presente en la atmósfera para prever posibles cambios en el medioambiente y afectaciones a la salud humana.

Éxitos del ICTA-UAB: cinco proyectos ERC en dos años

El Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB) ha recibido cinco ayudas del Consejo Europeo de Investigación (ERC) en dos años, lo que supone el 10% de las ayudas otorgadas por esta institución en Catalunya durante el periodo de final del 2015 a final del 2017. Estos cinco proyectos supondrán la contratación de más de 30 investigadores doctorales y postdoctorales.

Nueva 'Guía de Bienvenida' al ICTA-UAB

Ya tenéis a vuestra disposición la nueva 'Guía de Bienvenida' del ICTA-UAB. El documento pretende ayudarle a descubrir los fundamentos del programa de doctorado, la estructura de ICTA-UAB, etc.
Noticias
La nueva teoría del “a-crecimiento” económico contribuye a la viabilidad de las políticas climáticas

Fecha: 2017-03-10

 

.  El investigador del ICTA-UAB, Jeroen van den Bergh publica este mes en Nature Climate Change un estudio que propone una nueva teoría económica compatible con la lucha contra el cambio climático.

.  El “a-crecimiento” surge como alternativa a las estrategias económicas opuestas del “crecimiento verde” y el “decrecimiento”

Justo cuando se cumplen 45 años de la primera propuesta sobre los límites del crecimiento por parte del Club de Roma, la preocupación por el cambio climático y cómo abordarlo ha reabierto el debate que se pregunta si son las políticas de mitigación del cambio climático compatibles con el crecimiento económico.

Muchos ciudadanos, científicos y políticos temen que las políticas climáticas severas perjudiquen el crecimiento económico. Mientras que unos apuestan por dejar de crecer o decrecer económicamente, otros abogan por un “crecimiento verde“ que sea compatible con una futura economía baja en carbono.

Un estudio de Jeroen van den Bergh, Professor ICREA del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales  de la Universidad Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) reflexiona críticamente sobre estas dos posiciones “que amenazan los objetivos ambientales y sociales”, y propone una tercera alternativa denominada “a-crecimiento” que permite despolarizar el debate y reducir la resistencia a las políticas climáticas.

El estudio, que ha sido publicado recientemente en la revista Nature Climate Change, propone el “a-crecimiento” como alternativa a la actual disyuntiva entre el “crecimiento verde” y el “decrecimiento”.  Al no tener la certeza de si crecimiento económico y estabilidad climática son compatibles, van den Bergh considera que es preferible ser “agnóstico” respecto al crecimiento y propone una tendencia que descarta el PIB como indicador “ya que el crecimiento no es ni un fin último ni siquiera un medio para alcanzar un fin”.

Respecto a las otras dos tendencias ya existentes, Jeroen van den Bergh explica que el “crecimiento verde” se acepta entre quienes ven el cambio climático como una seria amenaza y buscan soluciones que minimicen los efectos del crecimiento. “Esta postura quedó reflejada claramente en el acuerdo climático de París, con promesas nacionales de carácter voluntario sin respaldo de políticas coherentes a nivel mundial. Lo único que cabe esperar del acuerdo es su incumplimiento y que los efectos sistémicos como el ‘rebote de la energía’ y la fuga del carbono lo conviertan en totalmente inefectivo”.

 La economía tiene una enorme capacidad de adaptación, a través de la adopción de nuevas tecnologías y cambios en la composición del consumo y la producción. Sin embargo, la adaptación no será completa y rápida sin una severa regulación ambiental. Por otra parte, no está claro de antemano que cualquier transición baja en carbono así lograda coincidirá con el crecimiento económico. De hecho, hay débiles evidencias empíricas sobre la viabilidad del crecimiento verde bajo las severas políticas climáticas. En otras palabras, el estudio afirma que abrazar una postura pro-crecimiento categórica implica jugar con el clima.

 La literatura establece que el crecimiento económico en los países ricos ya no contribuye significativamente al progreso. La mayoría de las personas en estos países satisfacen ampliamente sus necesidades básicas, mientras que los más pobres se benefician más de las medidas distributivas, como los impuestos progresivos sobre la renta, la atención sanitaria pública y un salario mínimo digno. “Si el indicador del PIB no refleja el progreso de la sociedad en las naciones ricas ya ha llegado el momento de ignorarlo”, indica van den Bergh. Por ello, tampoco considera viable la propuesta del “decrecimiento” o “crecimiento cero” ya que éstos fijan su objetivo en revertir el crecimiento y provocar la disminución del PIB. Afirma que las propuestas anti-crecimiento carecen de una base científica rigurosa y pueden provocar más inconvenientes que beneficios a la sociedad.

“Es posible estar preocupado y ser crítico con el crecimiento económico sin necesidad de recurrir a una posición anti-crecimiento”, indica el autor quien incide en que una estrategia de “a-crecimiento” permitiría analizar un espacio más amplio de políticas que mejorasen el bienestar y las condiciones ambientales. La elección de las políticas no estaría limitada por el objetivo del crecimiento económico. “No hay que partir de la idea de que el desempleo, las desigualdades y los desafíos ambientales se resuelven mediante propuestas de crecimiento incondicional o de crecimiento cero o negativo. Las políticas sociales y ambientales algunas veces frenan el crecimiento y otras lo estimulan, dependiendo de factores contextuales. Una estrategia de “a-crecimiento” es cautelosa, ya que hace que la sociedad sea menos sensible a posibles escenarios en los que la política climática restrinja el crecimiento económico. Por lo tanto, reduciría la resistencia a dichas políticas”, indica.

A nivel práctico, expone que es necesario combatir la creencia social -muy extendida entre los círculos políticos- de que hay que priorizar el crecimiento, e incide en que es necesario un debate político y social sobre cómo salir de la inútil disyuntiva entre el pro y contra el anti-crecimiento. “Comprender que existe una tercera vía puede ayudar a superar la polarización actual y debilitar la resistencia política contra la política climática”, concluye.

Referencia al artículo:
van den Bergh J.C.J.M. "A third option for climate policy within potential limits to growth"Nature Climate Change. 2017, vol. 7, p. 107-112

Actividades ICTA