Nace El Observatorio del Besòs: un proyecto de seguimiento de la calidad de los sistemas fluviales de la cuenca

La Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) a través del Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals (ICTA-UAB), y el Consorci Besòs Tordera evaluarán el estado de calidad a largo plazo de la cuenca del Besòs gracias a la creación de la Observatorio del Besòs.

Los cambios en la circulación atlántica provocan que el agua con menos oxígeno invada el Golfo de Saint Lawrence de Canadá

El Golfo de Saint Lawrence ha experimentado un calentamiento y pérdida de oxígeno más rápida que cualquier otro océano del planeta.

El cambio climático modifica la composición de los arrecifes

Los corales devastados por el cambio climático son substituidos de forma natural por otras especies como las gorgonias, menos eficientes como sumideros del CO2 de la atmósfera.

El ICTA-UAB ofrece el primer máster en "Ecología Política. Decrecimiento y Justicia Ambiental"

El Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales (ICTA-UAB) pone en marcha el máster en "Ecología Política.

Un estudio pionero analizará los efectos de los bosques sobre la salud humana

Un grupo de voluntarios participa en un estudio experimental del ICTA-UAB para analizar los efectos potenciales que tienen los bosques sobre la salud humana.

La basura acumulada en las playas de las islas del Mediterráneo se triplica durante el verano

El Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) ha analizado y cuantificado los residuos generados por el turismo en ocho islas del Mediterráneo, en el marco del proyecto europeo BLUEISLANDS.

Mapean la vitalidad urbana de Barcelona

Investigadores de la UAB han cartografiado Barcelona y 9 municipios de su alrededor con una nueva metodología, que aplica las ideas de la activista del urbanismo Jane Jacobs sobre cómo tienen que ser las ciudades para ser espacios vitales.

La intensificación agrícola no es un buen "plan" de desarrollo sostenible

Los planes que abogan por la intensificación agrícola como medida para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) no tienen resultados positivos por igual a nivel social y ecológico, según un estudio en el que participa el ICTA-UAB.

Los planes de “verdificación” de las ciudades deben contemplar criterios de igualdad social

Las ciudades que no contemplen criterios de igualdad social en sus estrategias políticas para hacer más verde y ecológico su entorno urbano no lograrán la sostenibilidad a largo plazo, y se arriesgan a crear sólo enclaves verdes destinados a la élite social.

El ICTA-UAB alerta de una nueva plaga invasora de un escarabajo asiático en Catalunya que acaba con las moreras

Un estudio del investigador del ICTA-UAB y del Departament d’Agricultura, Víctor Sarto i Monteys ha identificado en la provincia de Barcelona la presencia de una especie procedente de Asia que podría extenderse hacia el resto de Europa.

Más de 120 investigadores del ICTA-UAB abordan en un simposio los retos ambientales, y especialmente los derivados del cambio global...

El Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) acogió los pasados días 16 y 17 de mayo su 1er Simposio de Primavera en el que se abordaron algunos de los principales retos ambientales y de sostenibilidad.

La transición a una economía baja en carbono requerirá más recursos renovables de lo que se creía

Un estudio del ICTA-UAB analiza las consecuencias en los estilos de vida que tendrá la sustitución de los combustibles fósiles por energías más limpias.

¿Se adaptan mejor al cambio climático los agricultores que pertenecen a asociaciones locales de usuarios?

Las sequías, las inundaciones y el incremento de las temperaturas derivados del cambio climático no son las únicas amenazas a las que deben hacer frente los agricultores con cultivos de riego.

El cambio climático amenaza las reservas de carbono de las praderas marinas más grandes del mundo

Las praderas de fanerógamas marinas de Shark Bay, un punto clave para el secuestro de carbono, sufren pérdidas alarmantes tras una devastadora ola de calor marina, según un estudio en el que participan investigadores del ICTA-UAB.

Las poblaciones indígenas del Amazonas cazan y consumen animales que se alimentan en zonas contaminadas por vertidos petroleros

Un estudio del ICTA-UAB y del Departamento de Sanidad y Anatomía Animales de la UAB demuestra que las principales especies que cazan los indígenas de la selva amazónica de Perú ingieren agua y tierra contaminadas por hidrocarburos y metales pesados.

La app Planttes alerta del riesgo de alergia en las diferentes calles de las ciudades

La App Planttes es una herramienta de ciencia ciudadana que emplaza a los usuarios a identificar y ubicar sobre el mapa la presencia de plantas alergénicas e indicar su estado fenológico.

Un proyecto relacionará meteorología extrema, biodiversidad atmosférica y salud humana

Un proyecto del ICTA-UAB liderado por la investigadora Jordina Belmonte estudiará los efectos de los fenómenos meteorológicos extremos sobre la biodiversidad biológica presente en la atmósfera para prever posibles cambios en el medioambiente y afectaciones a la salud humana.

Éxitos del ICTA-UAB: cinco proyectos ERC en dos años

El Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB) ha recibido cinco ayudas del Consejo Europeo de Investigación (ERC) en dos años, lo que supone el 10% de las ayudas otorgadas por esta institución en Catalunya durante el periodo de final del 2015 a final del 2017. Estos cinco proyectos supondrán la contratación de más de 30 investigadores doctorales y postdoctorales.

Nueva 'Guía de Bienvenida' al ICTA-UAB

Ya tenéis a vuestra disposición la nueva 'Guía de Bienvenida' del ICTA-UAB. El documento pretende ayudarle a descubrir los fundamentos del programa de doctorado, la estructura de ICTA-UAB, etc.
Noticias
Un termostato en la edad de hielo evitó el enfriamiento extremo del clima

Fecha: 2017-03-13

terra_normal

Durante las edades de hielo, un mecanismo regulador no identificado evitó que las concentraciones atmosféricas de CO2 cayeran por debajo de un nivel que podría haber dado lugar a un enfriamiento rápido, según un estudio del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB) publicado esta semana en Nature Geoscience. El estudio sugiere que este mecanismo pudo haber implicado a la biosfera, ya que las plantas y el plancton lucharon para poder crecer bajo niveles muy bajos de CO2.

Las concentraciones atmosféricas de CO2 fluctuaron en un rango de 100 ppm (partes por millón, en volumen) durante las edades glaciales. Aunque ha sido difícil identificar los procesos exactos existentes detrás de esta variación, se sabe que los cambios en el almacenamiento de carbono realizados por los organismos fotosintéticos desempeñaron un papel importante.

"Cuando observamos detalladamente las mediciones de núcleos de hielo, observamos que las concentraciones atmosféricas de CO2 se mantuvieron cerca de 190 ppm durante gran parte de los últimos 800.000 años, pero muy raramente cayeron más abajo", dijo Sarah Eggleston, investigadora del ICTA-UAB y coautora del estudio. "Esto nos sorprendió, porque sugiere que estas concentraciones muy bajas de CO2 eran bastante estables. Es más, sabemos que el CO2 era a menudo muy alto en el pasado geológico lejano, pero no disponemos de pruebas de que las concentraciones de CO2 hayan sido nunca inferiores a 190 ppm".

"Sabemos que, a lo largo de cientos de miles de años, el CO2 se reguló reaccionando lentamente con las rocas expuestas", explicó Eric Galbraith, autor principal del estudio y profesor de ICREA en el ICTA-UAB. "Pero esto sería demasiado lento para explicar la estabilidad durante períodos de sólo unos miles de años, como vemos en los núcleos de hielo. Así que debe haber sido algún otro mecanismo que se activó bajo niveles de CO2 muy bajos".

Los autores sugieren que es más probable que fuera la biosfera la que mantuvo temperaturas habitables, ya que a niveles muy bajos de CO2, las plantas y el fitoplancton luchan por hacer la fotosíntesis. Un crecimiento más lento de estos organismos habría significado menos carbono en los suelos y en los océanos profundos, dejando más en la atmósfera e impidiendo así que las concentraciones de CO2 cayeran aún más. Esto podría haber evitado el enfriamiento extremo que habría llevado a las Tierra a congelarse como una "bola de nieve".

Sin embargo, el estudio no reveló una regulación correspondiente durante los períodos cálidos de los ciclos de la edad de hielo, lo que sugiere que la Tierra no tiene un mecanismo similar para prevenir el calentamiento rápido.

 

Artículo de referencia:
E. D. Galbraith and S. Eggleston. A lower limit to atmospheric CO2 concentrations over the past 800,000 years, Nature Geoscience. DOI: http://dx.doi.org/10.1038/ngeo2914

Actividades ICTA