Los residuos mineros vertidos en la bahía de Portmán siguen liberando metales en el mar 25 años después de su cese

Los residuos mineros vertidos en la bahía de Portmán siguen liberando metales en el mar 25 años después de su cese.

Un nuevo proyecto ICTA-UAB evaluará los impactos de los micro y nanoplásticos en los océanos tropicales y templados

Un nuevo proyecto liderado por la investigadora del ICTA-UAB Patrizia Ziveri es uno de los cinco proyectos seleccionados para recibir financiación de la Iniciativa de Programación Conjunta Mares y Océanos Productivos y Saludables (Océanos JPI).

El Big Data revela una extraordinaria unidad que subyace a la diversidad de la vida

Un estudio del ICTA-UAB apunta al crecimiento como elemento clave para explicar el funcionamiento de todos los seres vivos.

Jeroen van den Bergh, doctor honoris causa por la Open University de los Países Bajos

El economista ambiental del ICTA-UAB Prof. Dr. Jeroen van den Bergh fue nombrado doctor honoris causa por la Open University de los Países Bajos.

El Acuerdo de París se ve obstaculizado por promesas inconsistentes, según un estudio del ICTA-UAB

Las promesas del Acuerdo Climático de París realizadas por algunos países podrían no ser tan ambiciosas como parecen, según un estudio realizado por investigadores del Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB).

Encuentran altas concentraciones de plomo en la fauna silvestre de la Amazonia

Investigadores del ICTA-UAB y de la UVic-UCC han detectado concentraciones de plomo elevadas en muestras de fauna salvaje de la Amazonia peruana, cuyo origen es la munición de plomo y la contaminación relacionada con la extracción petrolera.

Miden el potencial de los bosques para ralentizar el cambio climático

Los bosques pirenaicos, cornisa cantábrica y Galicia muestran un importante potencial para acumular cantidades aún mayores de dióxido de carbono en el futuro y así ayudar a frenar el aumento en las concentraciones del gas CO2 que está calentando el planeta.

¿Por qué los ambientalistas comen carne?

Un estudio del ICTA-UAB analiza los motivos por los que científicos concienciados con el medio ambiente no renuncian al consumo de carne, causante de importantes impactos ambientales en el planeta.

La gestión del verde urbano permite incrementar la presencia de pájaros en las ciudades

Incrementar la biodiversidad del verde urbano permitiría aumentar la presencia de aves paseriformes en las ciudades mediterráneas, según un estudio científico realizado por investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB) que analiza qué estrategias hay que implementar sobre la vegetación urbana para conseguir "naturalizar" las ciudades favoreciendo la entrada de flora y fauna.

El río Ebro vierte anualmente 2.200 millones de microplásticos al Mar Mediterráneo

Un estudio del ICTA-UAB analiza la distribución y concentración de microplásticos procedentes de uno de los principales ríos del Mediterráneo occidental.

Un proyecto europeo ofrece ayuda para crear invernaderos en cubiertas

El Instituto de Ciencia y Tecnología Ambiental de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) ha abierto una convocatoria que pretende dar soporte a nuevos proyectos de invernadero en cubiertas, en el marco del Proyecto GROOF.

El ICTA-UAB participa en el proyecto que habilitará 10 escuelas de Barcelona como refugios climáticos

El Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB) es una de las instituciones impulsoras de un proyecto que habilitará 10 escuelas de Barcelona como refugios climáticos para disminuir el impacto de las altas temperaturas del verano.

Un estudio desestima las políticas de crecimiento verde para hacer frente a la emergencia ecológica

Investigadores del ICTA-UAB y de la Goldsmiths University of London indican que la reducción de emisiones sólo es compatible con un menor crecimiento o con el decrecimiento económico.

El conocimiento indígena, clave para el éxito en la restauración de ecosistemas

Los proyectos de restauración ecológica que involucran a las comunidades indígenas y locales de manera activa tienen resultados más exitosos.
Nosotros
El edificio ICTA-UAB, una construcción emblemática

Situado en la entrada sur del Campus de la UAB, la nueva sede del ICTA-ICP tiene una superficie de unos 9.400 metros cuadrados distribuidos en 6 plantas, cuatro de las cuales son de despachos, laboratorios y espacios comunes, una corresponde a aparcamiento, una corresponde a almacenes, entre ellos un gran almacén de fósiles, y con la planta superior habilitada como invernadero. Ha costado unos 8 millones de euros y ha sido cofinanciado por un programa operativo FEDER (Fondo Europeo de Desarrollo Regional) de Catalunya 2007-2013 y por el Ministerio de Economía y Competitividad.

El edificio ha sido diseñado con los criterios de sostenibilidad más exigentes con una clara apuesta por la sostenibilidad, tanto en lo referente al consumo de energía y de agua en su funcionamiento como en los materiales empleados para su construcción. Diseñado por dos equipos de arquitectos, dataAE y H Arquitectos, el edificio tiene otorgada la calificación LEED (Leadership in Energy & Environmental Design) GOLD por el USBGC (US Green Building Council) con una puntuación de 73 puntos, una certificación de compromiso ambiental con estándares internacionales.

Aprovechamiento del calor en invierno y disipación en verano

El edificio acoge principalmente despachos y laboratorios que, por su actividad, tienden a generar calor. El diseño pretende sacar provecho de este calor en invierno y disiparlo en verano mediante ventilación natural. Cuatro patios interiores conforman un gran atrio central que garantiza una óptima calidad de luz natural en todas las plantas. Una estructura de hormigón con mucha inercia térmica colabora directamente en el confort pasivo del edificio.

Piel exterior bioclimática

La fachada exterior del edificio cuenta con una "piel bioclimática", un sistema comparable al de un invernadero agrícola que regula, mediante aperturas y cierres automáticos, la captación de radiación solar y la ventilación. La piel exterior se adapta automáticamente, abriéndose o cerrándose, en función de la temperatura, la humedad, el viento y la radiación solar exteriores, para conseguir en cada momento las mejores condiciones bioclimáticas en el interior. Se consigue de esta manera un espacio intermedio con una temperatura entre los 16 º y los 30 ºC, que hace de cojín térmico y ayuda a mantener una temperatura de confort en los espacios de trabajo y habitables, reduciendo la demanda energética y mejorando la temperatura en el interior de manera totalmente natural. Estos espacios intermedios están ajardinados con especies adecuadas a cada lugar, de manera que favorecen la entrada de la naturaleza en el interior del edificio a la vez que ayudan a regular la humedad.

Los espacios de trabajo están en el interior de esta zona con clima mejorado, aislados en estructuras cerradas, del tipo "cajas de madera", que acaban de proporcionar las condiciones de confort.

El sistema de control del edificio se ha programado de forma que tanto la piel bioclimática, las ventanas de los despachos, como todos los sistemas activos de climatización están coordinados para priorizar el funcionamiento pasivo y para minimizar el uso de energías no renovables. Un complejo sistema de control informático automatizado procesa y gestiona los datos para optimizar el confort y el gasto de energía. El edificio aprovecha todo el contacto con el terreno de sus dos plantas subterráneas, para preclimatizar las renovaciones de aire del edificio, cuenta con sistemas de geotermia que aprovechan la temperatura bajo tierra y, para apoyar a los sistemas pasivos en momentos punta, se dispone de una máquina enfriadora con compresor de levitación magnética de alta eficiencia. Gracias a estos elementos, el edificio ha conseguido la certificación energética con una calificación de etiqueta A, con un ahorro de hasta el 62% del consumo que sería habitual en un edificio convencional similar.

Reducción de hasta un 90% del consumo de agua potable

El edificio tiene en cuenta todo el ciclo del agua para optimizar la demanda y el consumo a partir de la reutilización de las aguas pluviales, grises, amarillas y negras. De esta manera, se logra una reducción de hasta un 90% del consumo de agua potable respecto a un edificio convencional similar. Se emplean elementos muy eficientes como urinarios secos, inodoros de bajo caudal, grifos con aireadores y detección de apertura, o xerojardinería. Se recoge el agua de lluvia de la cubierta del edificio, del espacio pavimentado y del edificio vecino para aprovecharla: una parte para el riego y el resto, después de pasar por un proceso de ultrafiltración y desinfección, para el lavavajillas y los lavabos. Las aguas grises se regeneran y se utilizan como agua de descarga de los inodoros. Las aguas residuales se tratan con fitodepuración y se aprovecha la fracción sólida para compostaje.

Reducción del impacto ambiental de los materiales de construcción

Para disminuir la demanda de material de construcción se han evitado los falsos techos y los suelos técnicos, y se han empleado soluciones constructivas y materiales de menor “mochila ecológica”, menor gasto de energía y una cantidad más baja de emisiones tanto en el momento de producción como de residuos. En la elección de los materiales se ha optado por una estructura mineral de mucha inercia térmica y de larga vida útil combinada con materiales de bajo impacto ambiental, priorizando el uso de materiales de origen orgánico o reciclado y mediante sistemas constructivos en seco reversibles y reutilizables. Las tierras procedentes de la excavación se han reubicado en el entorno del edificio, aprovechando así los recursos del lugar.

Vídeo del edificio ICTA-UAB (4m 20s) (en catalán)

Fotografías del edificio ICTA-UAB
Edificio ICTA-UAB: Fachada puerta principal Edificio ICTA-UAB: Interior central (1) Edificio ICTA-UAB: Interior central (2)
Edificio ICTA-UAB: Interior zona descanso Edificio ICTA-UAB: Cubierta-invernadero Edificio ICTA-UAB: Laboratorios
Edificio ICTA-UAB: Cubierta- invernadero Edificio ICTA-UAB: Exterior Edificio ICTA-UAB: Vista aérea
Actividades ICTA