Restaurar el 30% de los ecosistemas del mundo en áreas prioritarias podría prevenir el 70% de las extinciones

Según un informe de Nature en el que participa el ICTA-UAB, esta acción permitiría absorber cerca de la mitad del carbono acumulado en la atmósfera desde la Revolución Industrial.

Reconstruyen la dieta de las sociedades pre-colombinas de la Amazonía brasileña

Un estudio del ICTA-UAB demuestra que la caza y el manejo agroforestal, y no la pesca, fueron la base de la economía de subsistencia de las sociedades precolombinas en la costa amazónica brasileña.

El modelo de conservación de la vida silvestre socava los derechos de las comunidades locales e indígenas en la India

El mapa EJAtlas del ICTA-UAB denuncia que el actual modelo antepone el crecimiento y ganancias a la vida humana y la naturaleza que pretende proteger.

El calentamiento y la acidificación oceánica perjudican a las comunidades de fitoplancton calcáreo

Una investigación liderada por científicos del Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) alerta que los efectos del calentamiento del mar Mediterráneo en las comunidades planctónicas se verán agravados por la acidificación oceánica.

El economista del ICTA-UAB Joan Martínez Alier gana el Premio Balzan de retos ambientales

El economista Joan Martínez Alier del Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB), es uno los galardonados con el Premio Balzan 2020 en la categoría de "Retos ambientales: Respuestas de las Ciencias Sociales y las Humanidades".

Los pueblos indígenas, esenciales para comprender el cambio ambiental

Una investigación internacional en la que participa el ICTA-UAB muestra cómo el conocimiento indígena y local puede ayudar a gestionar los ecosistemas y la vida silvestre.

Una nueva publicación del proyecto MAGIC ofrece una mirada crítica a la economía circular

Con la atención mundial centrada en la pandemia por el COVID-19, los problemas que estaban a la vanguardia de la preocupación pública hace solo unos meses parecen haber desaparecido mágicamente.

Los beneficios económicos de proteger el 30% de la tierra y los océanos del planeta supera los costes en al menos 5:1

Un informe sin precedentes en el que participa el ICTA-UAB muestra que la economía mundial está mejor con una naturaleza más protegida.

El ICTA-UAB recibe la acreditación de Unidad de Excelencia María de Maeztu por segunda vez consecutiva

El Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) ha sido acreditado como Unidad de Excelencia María de Maeztu por segunda vez consecutiva, por el Ministerio de Ciencia e Innovación español.

Proyecto experimental de agricultura urbana, local y tradicional en Sabadell

El ICTA-UAB y el Ayuntamiento de Sabadell constituyen la comunidad FoodE, que reúne a todos los actores implicados en el sistema de producción alimentaria de la ciudad y en esta iniciativa.

¿Qué respiramos cuando estamos en el bosque?

Un estudio caracteriza por primera vez la química forestal del aire por debajo de la copa de los árboles en un encinar mediterráneo, y detecta las concentraciones máximas en julio y agosto.

La ciencia en Catalunya contra la Covid-19

Sesenta investigadores ICREA, entre los que se encuentra Isabelle Anguelovski del ICTA-UAB, lideran más de un centenar de actividades de investigación sobre la Covid-19.

La academia en tiempos del COVID-19: hacia una ética del cuidado

                                                                                                                                                        .

Una plataforma informática da visibilidad a los micropueblos de Catalunya

Un equipo de investigación de la UAB, en colaboración con la Asociación de Micropueblos de Cataluña, han creado el Sistema de Información Geográfica (SIG) para unos micropueblos activos y sostenibles (GISASH).

Los defensores de la justicia ambiental son víctimas de violencia y asesinatos

Los movimientos ciudadanos logran detener la degradación ambiental hasta en un 27% de los conflictos ambientales, según un estudio del ICTA-UAB.

Cambios tecnológicos y nuevos estilos de vida bajos en carbono, claves para mitigar los efectos del cambio climático

Para conseguir mitigar los efectos del cambio climático y alcanzar una sociedad más sostenible, es necesario transformar el actual sistema energético basado en los combustibles fósiles en un modelo basado en energías renovables.

Impactos del cambio climático estudiados usando el refranero popular

Miembros de la comunidad de riego que realizan trabajos de mantenimiento en una acequia de careo (ubicada en la cima de la montaña) para mejorar la circulación de agua para riego y consumo humano (foto: David García del Amo).

Las vasijas neolíticas revelan cómo fue el consumo de leche en Europa hace 7.000 años

Cerámica procedente del yacimiento arqueológico de Verson (Francia) analizada en la investigación (Fotografía de Annabelle Cocollos, Conseil départemental du Calvados ou CD14 publicada en Germain-Vallée et al.

El crecimiento económico es incompatible con la conservación de la biodiversidad

Un estudio en el que intervienen más de 20 especialistas en ecología de la conservación y economía ecológica pone en evidencia la contradicción entre el crecimiento económico y la conservación de la biodiversidad.

La lucha por el poder obstaculiza las políticas urbanas de adaptación al cambio climático

Las acciones de transformación que realizan las ciudades para adaptarse y mitigar los impactos del cambio climático pueden verse menoscabadas por las luchas políticas por el poder municipal.

El análisis del hollín de los incendios tropicales depositado en el océano ayudará a predecir los futuros cambios climáticos del...

El ICTA-UAB inicia una expedición científica en el océano Atlántico para coger muestras de polvo y humo de los incendios del África tropical depositado en los sedimentos marinos.

El coral rojo se recupera de manera efectiva en áreas protegidas del Mediterráneo tras décadas de sobreexplotación

Las medidas de protección de las Áreas Marinas Protegidas han permitido que las colonias de coral rojo (Corallium rubrum) se hayan recuperado parcialmente en el Mar Mediterráneo, alcanzando niveles de salud similares a los de la década de 1980 en Catalunya y a la década de 1960 en el Mar de Liguria (Noroeste de Italia).

Los “clubs climáticos subnacionales” podrían ser claves para combatir el cambio climático

La creación de "clubes climáticos" que ofrezcan su adhesión a estados subnacionales, y no solo a países, podría acelerar el avance hacia una política de cambio climático armonizada a nivel mundial.
Nosotros
El edificio ICTA-UAB, una construcción emblemática

Situado en la entrada sur del Campus de la UAB, la nueva sede del ICTA-ICP tiene una superficie de unos 9.400 metros cuadrados distribuidos en 6 plantas, cuatro de las cuales son de despachos, laboratorios y espacios comunes, una corresponde a aparcamiento, una corresponde a almacenes, entre ellos un gran almacén de fósiles, y con la planta superior habilitada como invernadero. Ha costado unos 8 millones de euros y ha sido cofinanciado por un programa operativo FEDER (Fondo Europeo de Desarrollo Regional) de Catalunya 2007-2013 y por el Ministerio de Economía y Competitividad.

El edificio ha sido diseñado con los criterios de sostenibilidad más exigentes con una clara apuesta por la sostenibilidad, tanto en lo referente al consumo de energía y de agua en su funcionamiento como en los materiales empleados para su construcción. Diseñado por dos equipos de arquitectos, dataAE y H Arquitectos, el edificio tiene otorgada la calificación LEED (Leadership in Energy & Environmental Design) GOLD por el USBGC (US Green Building Council) con una puntuación de 73 puntos, una certificación de compromiso ambiental con estándares internacionales.

Aprovechamiento del calor en invierno y disipación en verano

El edificio acoge principalmente despachos y laboratorios que, por su actividad, tienden a generar calor. El diseño pretende sacar provecho de este calor en invierno y disiparlo en verano mediante ventilación natural. Cuatro patios interiores conforman un gran atrio central que garantiza una óptima calidad de luz natural en todas las plantas. Una estructura de hormigón con mucha inercia térmica colabora directamente en el confort pasivo del edificio.

Piel exterior bioclimática

La fachada exterior del edificio cuenta con una "piel bioclimática", un sistema comparable al de un invernadero agrícola que regula, mediante aperturas y cierres automáticos, la captación de radiación solar y la ventilación. La piel exterior se adapta automáticamente, abriéndose o cerrándose, en función de la temperatura, la humedad, el viento y la radiación solar exteriores, para conseguir en cada momento las mejores condiciones bioclimáticas en el interior. Se consigue de esta manera un espacio intermedio con una temperatura entre los 16 º y los 30 ºC, que hace de cojín térmico y ayuda a mantener una temperatura de confort en los espacios de trabajo y habitables, reduciendo la demanda energética y mejorando la temperatura en el interior de manera totalmente natural. Estos espacios intermedios están ajardinados con especies adecuadas a cada lugar, de manera que favorecen la entrada de la naturaleza en el interior del edificio a la vez que ayudan a regular la humedad.

Los espacios de trabajo están en el interior de esta zona con clima mejorado, aislados en estructuras cerradas, del tipo "cajas de madera", que acaban de proporcionar las condiciones de confort.

El sistema de control del edificio se ha programado de forma que tanto la piel bioclimática, las ventanas de los despachos, como todos los sistemas activos de climatización están coordinados para priorizar el funcionamiento pasivo y para minimizar el uso de energías no renovables. Un complejo sistema de control informático automatizado procesa y gestiona los datos para optimizar el confort y el gasto de energía. El edificio aprovecha todo el contacto con el terreno de sus dos plantas subterráneas, para preclimatizar las renovaciones de aire del edificio, cuenta con sistemas de geotermia que aprovechan la temperatura bajo tierra y, para apoyar a los sistemas pasivos en momentos punta, se dispone de una máquina enfriadora con compresor de levitación magnética de alta eficiencia. Gracias a estos elementos, el edificio ha conseguido la certificación energética con una calificación de etiqueta A, con un ahorro de hasta el 62% del consumo que sería habitual en un edificio convencional similar.

Reducción de hasta un 90% del consumo de agua potable

El edificio tiene en cuenta todo el ciclo del agua para optimizar la demanda y el consumo a partir de la reutilización de las aguas pluviales, grises, amarillas y negras. De esta manera, se logra una reducción de hasta un 90% del consumo de agua potable respecto a un edificio convencional similar. Se emplean elementos muy eficientes como urinarios secos, inodoros de bajo caudal, grifos con aireadores y detección de apertura, o xerojardinería. Se recoge el agua de lluvia de la cubierta del edificio, del espacio pavimentado y del edificio vecino para aprovecharla: una parte para el riego y el resto, después de pasar por un proceso de ultrafiltración y desinfección, para el lavavajillas y los lavabos. Las aguas grises se regeneran y se utilizan como agua de descarga de los inodoros. Las aguas residuales se tratan con fitodepuración y se aprovecha la fracción sólida para compostaje.

Reducción del impacto ambiental de los materiales de construcción

Para disminuir la demanda de material de construcción se han evitado los falsos techos y los suelos técnicos, y se han empleado soluciones constructivas y materiales de menor “mochila ecológica”, menor gasto de energía y una cantidad más baja de emisiones tanto en el momento de producción como de residuos. En la elección de los materiales se ha optado por una estructura mineral de mucha inercia térmica y de larga vida útil combinada con materiales de bajo impacto ambiental, priorizando el uso de materiales de origen orgánico o reciclado y mediante sistemas constructivos en seco reversibles y reutilizables. Las tierras procedentes de la excavación se han reubicado en el entorno del edificio, aprovechando así los recursos del lugar.

Vídeo del edificio ICTA-UAB (4m 20s) (en catalán)

Fotografías del edificio ICTA-UAB
Edificio ICTA-UAB: Fachada puerta principal Edificio ICTA-UAB: Interior central (1) Edificio ICTA-UAB: Interior central (2)
Edificio ICTA-UAB: Interior zona descanso Edificio ICTA-UAB: Cubierta-invernadero Edificio ICTA-UAB: Laboratorios
Edificio ICTA-UAB: Cubierta- invernadero Edificio ICTA-UAB: Exterior Edificio ICTA-UAB: Vista aérea
Actividades ICTA