¿Por qué los ambientalistas comen carne?

Un estudio del ICTA-UAB analiza los motivos por los que científicos concienciados con el medio ambiente no renuncian al consumo de carne, causante de importantes impactos ambientales en el planeta.

La gestión del verde urbano permite incrementar la presencia de pájaros en las ciudades

Incrementar la biodiversidad del verde urbano permitiría aumentar la presencia de aves paseriformes en las ciudades mediterráneas, según un estudio científico realizado por investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB) que analiza qué estrategias hay que implementar sobre la vegetación urbana para conseguir "naturalizar" las ciudades favoreciendo la entrada de flora y fauna.

El río Ebro vierte anualmente 2.200 millones de microplásticos al Mar Mediterráneo

Un estudio del ICTA-UAB analiza la distribución y concentración de microplásticos procedentes de uno de los principales ríos del Mediterráneo occidental.

Un proyecto europeo ofrece ayuda para crear invernaderos en cubiertas

El Instituto de Ciencia y Tecnología Ambiental de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) ha abierto una convocatoria que pretende dar soporte a nuevos proyectos de invernadero en cubiertas, en el marco del Proyecto GROOF.

El ICTA-UAB participa en el proyecto que habilitará 10 escuelas de Barcelona como refugios climáticos

El Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB) es una de las instituciones impulsoras de un proyecto que habilitará 10 escuelas de Barcelona como refugios climáticos para disminuir el impacto de las altas temperaturas del verano.

El calentamiento de los mares podría llevar a un 17% menos de biomasa de especies marinas a nivel global, a finales de siglo

El cambio climático afectará a la distribución y abundancia de la vida marina, pero la magnitud total de estos cambios ha sido difícil de predecir, hasta la fecha, debido a las limitaciones de los modelos de ecosistemas individuales utilizados para tales pronósticos.

Un estudio desestima las políticas de crecimiento verde para hacer frente a la emergencia ecológica

Investigadores del ICTA-UAB y de la Goldsmiths University of London indican que la reducción de emisiones sólo es compatible con un menor crecimiento o con el decrecimiento económico.

Soluciones transfronterizas al problema de las malas hierbas

Las especies de malas hierbas continúan extendiéndose y los costos para gestionar este problema continúan aumentando, a pesar de la implementación de mejores prácticas de manejo y el esfuerzo del personal de investigación y de extensión que las promueve entre los administradores de las tierras.

Los espacios verdes urbanos no benefician la salud de todos

La creación de parques y zonas verdes en los núcleos urbanos tiene efectos positivos en la salud de sus residentes, de manera general.

El investigador del ICTA-UAB Antoni Rosell-Melé obtiene una ERC Advanced Grant

El investigador de ICTA-UAB Antoni Rosell-Melé ha sido galardonado con un proyecto “Advanced Grant” (AdvGr) del Consejo Europeo de Investigación (ERC) para desarrollar el proyecto científico "Nuevo enfoque geoquímico para reconstruir la dinámica paleo-atmosférica tropical" (PALADYN).

La agricultura urbana en azoteas permite producir alimentos sanos, frescos y sostenibles

La implementación de huertos urbanos en las azoteas de los edificios permitiría producir alimentos agrícolas frescos, sanos y sostenibles para garantizar la soberanía alimentaria de las ciudades, cada vez más pobladas.

El conocimiento indígena, clave para el éxito en la restauración de ecosistemas

Los proyectos de restauración ecológica que involucran a las comunidades indígenas y locales de manera activa tienen resultados más exitosos.

Los cambios futuros en el bienestar humano dependerán más de factores sociales que de factores económicos

Los cambios en la percepción del bienestar personal que podrían tener lugar en próximas tres décadas a nivel global dependerán en mayor medida de factores sociales que de aspectos macroeconómicos.

Éxito en el ICTA-UAB: seis becas ERC en 3 años

El Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB) ha recibido seis ayudas del Consejo Europeo de Investigación (ERC) en tres años, durante el periodo comprendido entre finales del 2015 y finales del 2018. Cada uno de estos proyectos (dotados de entre 1.
Noticias
La transición a una economía baja en carbono requerirá más recursos renovables de lo que se creía

Fecha: 2018-05-04

Transición economía baja en carbono

 

Un estudio del ICTA-UAB analiza las consecuencias en los estilos de vida que tendrá la sustitución de los combustibles fósiles por energías más limpias.


Con el uso de energías renovables previsto, las sociedades dispondrían de entre un 24 y 31% menos de energía neta per cápita.

La transición a una sociedad de energía baja en carbono requerirá una mayor cantidad de recursos renovables de lo que se pensaba si se quieren mantener los actuales niveles de consumo de energía por cápita y los estilos de vida. Ésta es una de las principales conclusiones del estudio llevado a cabo por los investigadores del Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB), Lewis King y Jeroen van den Bergh, publicado recientemente en la revista Nature Energy.

Tras el Acuerdo de París 2015, se han presentado diversos escenarios de transición energética global. Si bien éstos tienden a analizarse en términos de energía bruta, los investigadores consideran que para calcular las necesidades de energía es necesario distinguir entre energía bruta (energía total generada) y energía neta (la energía generada menos la energía invertida para producirla). Especialmente relevante es el concepto de 'Retorno de la Inversión en Energía' (EROI) que hace referencia a la cantidad de energía útil producida por cada unidad de energía invertida en el proceso de obtención de dicha energía. Cuanto menor sea el EROI de una fuente de energía, más energía de entrada se requiere para producir la energía de salida, lo que resulta en una menor energía neta disponible para el consumo. Según precisan los autores, el carbón y la hidroelectricidad tienen EROI altos; la energía nuclear, el petróleo y el gas un EROI medio, y la energía solar y eólica un EROI de medio a bajo.

El nivel medio de EROI de la energía es importante para las economías, el bienestar y los estilos de vida de la sociedad. Una vez satisfechas las necesidades de energía para el consumo básico como alimentos y agua, las economías con una energía de EROI bajo dispondrían de menos de la mitad de energía neta que las de EROI alto y, por tanto, podrían destinar menos energía al consumo y la producción de bienes y servicios “no esenciales”. Esto tendría implicaciones significativas en los estilos de vida de la sociedad y limitaría su capacidad de invertir energía para lograr un crecimiento económico futuro.  
Por ello, ante un escenario futuro basado en las energías renovables (y de EROI más bajo), los investigadores indican que es probable que la energía neta per cápita disminuya entre un 24% y un 31% con respecto a los niveles de 2014, a menos que se realicen inversiones sustanciales en eficiencia energética. 

“Para mantener la energía neta per cápita en los niveles actuales, las fuentes de energía renovable tendrían que crecer a una tasa dos o tres veces mayor a la de las proyecciones actuales”, explica King. Los resultados indican además una priorización en la eliminación gradual de los combustibles fósiles, es decir, primero el carbón, luego el petróleo y finalmente el gas. Esto se podría lograr mediante la implementación del precio de carbono, lo que disuadiría el uso de carbón más que el petróleo, y el petróleo más que el gas.

Para mejorar los estilos de vida, los países con bajo EROI tienen tres opciones: aumentar la producción bruta de energía, mejorar la eficiencia energética en producción y consumo de bienes y servicios, o mejorar el EROI promedio considerablemente a través de mejoras tecnológicas y de inversión en fuentes de energía con mayor EROI. “El desafío de una transición rápida hacia una energía baja en carbono es por lo tanto doble: mantenerse dentro del “presupuesto de carbono” asociado a los objetivos de cambio climático acordados (calentamiento global por debajo de los 2º C) mientras se continúa generando la energía neta necesaria para una sociedad global”, comenta van den Bergh.

King y van den Bergh han desarrollado un modelo EROI dinámico para analizar la energía neta suministrada a la sociedad, considerando tanto los costos operativos (de mantenimiento) como los de inversión. Asimismo, proponen la creación de un indicador de "Rendimiento Energético sobre el Carbono" (EROC), una medida de la energía neta por tonelada de CO2 (tCO2), para ayudar a maximizar la energía neta potencial del presupuesto de carbono consistente en el objetivo de 2º C. Esto permitiría la comparación del rendimiento de diferentes fuentes de energía bajo la restricción del objetivo climático. Según este nuevo indicador EROC, el petróleo de esquisto y las arenas de alquitrán son una muy mala elección en términos de riesgos climáticos, mientras que el gas natural con CAC (Captura y Almacenamiento de Carbono) obtiene mejores resultados, mucho mejor que el carbón con CAC, y rinde más de 10 veces mejor que el petróleo de esquisto y las arenas de alquitrán. 

Más información:

More information:
King, L.C., and van den Bergh J.C.J.M.  (2018). “Implications of net energy-return-on-investment for a low-carbon energy transition.” Nature Energy 3(4): 334-340 
(https://www-nature-com.vu-nl.idm.oclc.org/articles/s41560-018-0116-1).

Actividades ICTA