¿Por qué los ambientalistas comen carne?

Un estudio del ICTA-UAB analiza los motivos por los que científicos concienciados con el medio ambiente no renuncian al consumo de carne, causante de importantes impactos ambientales en el planeta.

La gestión del verde urbano permite incrementar la presencia de pájaros en las ciudades

Incrementar la biodiversidad del verde urbano permitiría aumentar la presencia de aves paseriformes en las ciudades mediterráneas, según un estudio científico realizado por investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB) que analiza qué estrategias hay que implementar sobre la vegetación urbana para conseguir "naturalizar" las ciudades favoreciendo la entrada de flora y fauna.

El río Ebro vierte anualmente 2.200 millones de microplásticos al Mar Mediterráneo

Un estudio del ICTA-UAB analiza la distribución y concentración de microplásticos procedentes de uno de los principales ríos del Mediterráneo occidental.

Un proyecto europeo ofrece ayuda para crear invernaderos en cubiertas

El Instituto de Ciencia y Tecnología Ambiental de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) ha abierto una convocatoria que pretende dar soporte a nuevos proyectos de invernadero en cubiertas, en el marco del Proyecto GROOF.

El ICTA-UAB participa en el proyecto que habilitará 10 escuelas de Barcelona como refugios climáticos

El Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB) es una de las instituciones impulsoras de un proyecto que habilitará 10 escuelas de Barcelona como refugios climáticos para disminuir el impacto de las altas temperaturas del verano.

El calentamiento de los mares podría llevar a un 17% menos de biomasa de especies marinas a nivel global, a finales de siglo

El cambio climático afectará a la distribución y abundancia de la vida marina, pero la magnitud total de estos cambios ha sido difícil de predecir, hasta la fecha, debido a las limitaciones de los modelos de ecosistemas individuales utilizados para tales pronósticos.

Un estudio desestima las políticas de crecimiento verde para hacer frente a la emergencia ecológica

Investigadores del ICTA-UAB y de la Goldsmiths University of London indican que la reducción de emisiones sólo es compatible con un menor crecimiento o con el decrecimiento económico.

Soluciones transfronterizas al problema de las malas hierbas

Las especies de malas hierbas continúan extendiéndose y los costos para gestionar este problema continúan aumentando, a pesar de la implementación de mejores prácticas de manejo y el esfuerzo del personal de investigación y de extensión que las promueve entre los administradores de las tierras.

Los espacios verdes urbanos no benefician la salud de todos

La creación de parques y zonas verdes en los núcleos urbanos tiene efectos positivos en la salud de sus residentes, de manera general.

El investigador del ICTA-UAB Antoni Rosell-Melé obtiene una ERC Advanced Grant

El investigador de ICTA-UAB Antoni Rosell-Melé ha sido galardonado con un proyecto “Advanced Grant” (AdvGr) del Consejo Europeo de Investigación (ERC) para desarrollar el proyecto científico "Nuevo enfoque geoquímico para reconstruir la dinámica paleo-atmosférica tropical" (PALADYN).

La agricultura urbana en azoteas permite producir alimentos sanos, frescos y sostenibles

La implementación de huertos urbanos en las azoteas de los edificios permitiría producir alimentos agrícolas frescos, sanos y sostenibles para garantizar la soberanía alimentaria de las ciudades, cada vez más pobladas.

El conocimiento indígena, clave para el éxito en la restauración de ecosistemas

Los proyectos de restauración ecológica que involucran a las comunidades indígenas y locales de manera activa tienen resultados más exitosos.

Los cambios futuros en el bienestar humano dependerán más de factores sociales que de factores económicos

Los cambios en la percepción del bienestar personal que podrían tener lugar en próximas tres décadas a nivel global dependerán en mayor medida de factores sociales que de aspectos macroeconómicos.

Éxito en el ICTA-UAB: seis becas ERC en 3 años

El Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB) ha recibido seis ayudas del Consejo Europeo de Investigación (ERC) en tres años, durante el periodo comprendido entre finales del 2015 y finales del 2018. Cada uno de estos proyectos (dotados de entre 1.
Noticias
Un estudio pionero analizará los efectos de los bosques sobre la salud humana

Fecha: 2018-07-23

Experiment Boscos i Salut
 

Un grupo de voluntarios participa en un estudio experimental del ICTA-UAB para analizar los efectos potenciales que tienen los bosques sobre la salud humana.

La investigación, impulsada por la Fundación Bancaria "la Caixa", quiere aportar nuevas evidencias científicas a los estudios que determinan los efectos de los paseos por el bosque y cómo podrían contribuir en la salud emocional y física de las personas.
 

Un grupo de voluntarios participó el pasado 20 de julio en un estudio experimental que pretende analizar los efectos potenciales que tienen los bosques sobre la salud humana determinando la influencia de la química del bosque sobre las personas. La investigación forma parte del proyecto "Bosques sanos para una sociedad saludable" desarrollado por el Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) y el Centre de Recerca Ecològica i Aplicacions Forestals (CREAF), e impulsado por la Fundación Bancaria "la Caixa" con la colaboración el Institut de Recerca de la Sida IrsiCaixa, el Hospital de Sant Celoni y el Grup Duet. El proyecto nace del creciente interés social y científico sobre los beneficios que el contacto con el medio natural tiene para la salud humana tanto a nivel fisiológico y psicológico como emocional. Aunque ya existen investigaciones que indican posibles efectos de tipo fisiológico (fortalecimiento del sistema inmunitario, la mejora de las constantes cardíacas y la presión sanguínea, o el equilibrio de los niveles de cortisol, relacionados con los niveles de estrés), las evidencias a día de hoy todavía no constituyen una base suficientemente sólida para poder hablar de un efecto físico-químico directo y único. Este estudio pretende aportar información científica nueva para resolver los enigmas de esta disciplina emergente.

El estudio experimental, desarrollado por investigadores ICTA-UAB, e impulsado por la Fundación Bancaria "la Caixa", remarca que el potencial terapéutico de los bosques no recae sólo en el bienestar que puede producir un paseo por el bosque sino en la posible interacción de los componentes químicos que genera gran parte de la vegetación con nuestra salud. Estos compuestos tienen, entre otras, una conocida acción bactericida. Además, el estudio también sondea el efecto potencial de la microbiología del bosque sobre las personas. IrsiCaixa colaborará en este punto, en los análisis de la microbiota del bosque y de las muestras de las personas voluntarias.

El objetivo es contribuir a la investigación profundizando en el papel de la química forestal y su posible repercusión sobre la salud de las personas. La investigación se sustentará en una línea experimental.

La parte experimental se está llevando a cabo en bosques mediterráneos de encinas, alcornoques, pinos y bosques de haya, en zonas del Parque Natural del Montseny - Reserva de la Biosfera. En estos lugares se están tomando muestras de aire para analizar y caracterizar las sustancias químicas presentes en la atmósfera del bosque y se estudiará cómo varían sus concentraciones con el efecto de diferentes variables como la composición de especies o la gestión los bosques.

Experimento con voluntarios en el Montseny
La fase participativa, que se inició el viernes día 20 de julio en el encinar de Sant Bernat (Sant Celoni. Montseny), determinará cómo estas sustancias se incorporan y se metabolizan en el cuerpo humano después de un paseo por el bosque y qué efecto pueden tener sobre nuestro organismo. El ensayo con los voluntarios se complementará con la toma de muestras para analizar la química y la microbiología del bosque en el mismo momento.

El experimento se llevó a cabo con la colaboración de voluntarios sanos de entre 20 y 40 años. A lo largo del día se les hizo pasear por el bosque y se les extrajeron muestras de saliva, de orofaringe y de sangre en diferentes momentos de la jornada. Las extracciones de sangre se llevaron a cabo antes del inicio del paseo y al cabo de dos horas.

Actividades ICTA