La investigadora del ICTA-UAB Gara Villalba recibe un ERC Consolidator Grant

El Consejo Europeo de Investigación (ERC por sus siglas inglesas, «European Research Council») ha anunciado los 291 ganadores de su convocatoria de subvenciones de consolidación.

El ICTA-UAB recibe un Erasmus + para un proyecto sobre educación superior e investigación en las reservas de la biosfera

Por primera vez en su historia, el Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) ha sido distinguido con cerca de 1 millón de euros por parte de la Comisión Europea a través del programa de financiación Erasmus+.

El ICTA-UAB contribuye a tender puentes entre ciencia y sociedad en el 100xciencia.3

El ICTA-UAB estuvo presente en el 100xCiencia.3 “Tendiendo Puentes entre Ciencia y Sociedad", el evento anual de la Alianza SOMMa que tuvo lugar el pasado 15 de noviembre en el CNIO de Madrid.

Los ciudadanos prefieren los paisajes que combinan naturaleza con infraestructura construida

Un estudio pionero analiza las fotografías compartidas por los ciudadanos en las redes sociales para evaluar la consideración estética de los paisajes naturales.

Las pesquerías artesanales cogestionadas favorecen mejoras sociales y ecológicas

El modelo de cogestión de las pequeñas agrupaciones de pescadores contribuye a una mayor abundancia y hábitats de las especies.

El ICTA-UAB diseñará una estrategia de prevención de incendios forestales para el Montseny de forma participativa y consensuada

Científicos del Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) diseñarán una estrategia de prevención de incendios forestales en la Reserva de la Biosfera del Montseny elaborada de manera consensuada mediante un proceso de participación ciudadana.

Nace El Observatorio del Besòs: un proyecto de seguimiento de la calidad de los sistemas fluviales de la cuenca

La Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) a través del Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals (ICTA-UAB), y el Consorci Besòs Tordera evaluarán el estado de calidad a largo plazo de la cuenca del Besòs gracias a la creación de la Observatorio del Besòs.

Los cambios en la circulación atlántica provocan que el agua con menos oxígeno invada el Golfo de Saint Lawrence de Canadá

El Golfo de Saint Lawrence ha experimentado un calentamiento y pérdida de oxígeno más rápida que cualquier otro océano del planeta.

El cambio climático modifica la composición de los arrecifes

Los corales devastados por el cambio climático son substituidos de forma natural por otras especies como las gorgonias, menos eficientes como sumideros del CO2 de la atmósfera.

El ICTA-UAB ofrece el primer máster en "Ecología Política. Decrecimiento y Justicia Ambiental"

El Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales (ICTA-UAB) pone en marcha el máster en "Ecología Política.

Un estudio pionero analizará los efectos de los bosques sobre la salud humana

Un grupo de voluntarios participa en un estudio experimental del ICTA-UAB para analizar los efectos potenciales que tienen los bosques sobre la salud humana.

La basura acumulada en las playas de las islas del Mediterráneo se triplica durante el verano

El Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) ha analizado y cuantificado los residuos generados por el turismo en ocho islas del Mediterráneo, en el marco del proyecto europeo BLUEISLANDS.

Mapean la vitalidad urbana de Barcelona

Investigadores de la UAB han cartografiado Barcelona y 9 municipios de su alrededor con una nueva metodología, que aplica las ideas de la activista del urbanismo Jane Jacobs sobre cómo tienen que ser las ciudades para ser espacios vitales.

La intensificación agrícola no es un buen "plan" de desarrollo sostenible

Los planes que abogan por la intensificación agrícola como medida para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) no tienen resultados positivos por igual a nivel social y ecológico, según un estudio en el que participa el ICTA-UAB.

Los planes de “verdificación” de las ciudades deben contemplar criterios de igualdad social

Las ciudades que no contemplen criterios de igualdad social en sus estrategias políticas para hacer más verde y ecológico su entorno urbano no lograrán la sostenibilidad a largo plazo, y se arriesgan a crear sólo enclaves verdes destinados a la élite social.

El ICTA-UAB alerta de una nueva plaga invasora de un escarabajo asiático en Catalunya que acaba con las moreras

Un estudio del investigador del ICTA-UAB y del Departament d’Agricultura, Víctor Sarto i Monteys ha identificado en la provincia de Barcelona la presencia de una especie procedente de Asia que podría extenderse hacia el resto de Europa.

Más de 120 investigadores del ICTA-UAB abordan en un simposio los retos ambientales, y especialmente los derivados del cambio global...

El Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) acogió los pasados días 16 y 17 de mayo su 1er Simposio de Primavera en el que se abordaron algunos de los principales retos ambientales y de sostenibilidad.

La transición a una economía baja en carbono requerirá más recursos renovables de lo que se creía

Un estudio del ICTA-UAB analiza las consecuencias en los estilos de vida que tendrá la sustitución de los combustibles fósiles por energías más limpias.

El cambio climático amenaza las reservas de carbono de las praderas marinas más grandes del mundo

Las praderas de fanerógamas marinas de Shark Bay, un punto clave para el secuestro de carbono, sufren pérdidas alarmantes tras una devastadora ola de calor marina, según un estudio en el que participan investigadores del ICTA-UAB.

Las poblaciones indígenas del Amazonas cazan y consumen animales que se alimentan en zonas contaminadas por vertidos petroleros

Un estudio del ICTA-UAB y del Departamento de Sanidad y Anatomía Animales de la UAB demuestra que las principales especies que cazan los indígenas de la selva amazónica de Perú ingieren agua y tierra contaminadas por hidrocarburos y metales pesados.

La app Planttes alerta del riesgo de alergia en las diferentes calles de las ciudades

La App Planttes es una herramienta de ciencia ciudadana que emplaza a los usuarios a identificar y ubicar sobre el mapa la presencia de plantas alergénicas e indicar su estado fenológico.

Éxitos del ICTA-UAB: cinco proyectos ERC en dos años

El Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB) ha recibido cinco ayudas del Consejo Europeo de Investigación (ERC) en dos años, lo que supone el 10% de las ayudas otorgadas por esta institución en Catalunya durante el periodo de final del 2015 a final del 2017. Estos cinco proyectos supondrán la contratación de más de 30 investigadores doctorales y postdoctorales.

Nueva 'Guía de Bienvenida' al ICTA-UAB

Ya tenéis a vuestra disposición la nueva 'Guía de Bienvenida' del ICTA-UAB. El documento pretende ayudarle a descubrir los fundamentos del programa de doctorado, la estructura de ICTA-UAB, etc.
Noticias
Los cambios en la circulación atlántica provocan que el agua con menos oxígeno invada el Golfo de Saint Lawrence de Canadá

Fecha: 2018-10-02

Labrador Current

 

El Golfo de Saint Lawrence ha experimentado un calentamiento y pérdida de oxígeno más rápida que cualquier otro océano del planeta. Su cauce, amplio y biológicamente rico ubicado al este de Canadá drena los Grandes Lagos de América del Norte y es popular entre los barcos pesqueros, las ballenas y los turistas.

Un nuevo estudio dirigido por la Universidad de Washington y en el que ha participado el investigador del Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB), Eric Galbraith analiza las causas de esta rápida desoxigenación y la vincula a dos de las corrientes más poderosas del océano: la corriente del Golfo y la corriente de Labrador. El estudio, publicado en Nature Climate Change, explica cómo el cambio climático a gran escala ya está provocando que los niveles de oxígeno desciendan en las partes más profundas de este cauce.

"El área al sur de Terranova es una de las regiones mejor muestreadas del océano", explicó la primera autora Mariona Claret, investigadora asociada del Joint Institute for the Study of the Atmosphere and Ocean de la Universidad de Washington. "Es también un área muy interesante porque está en una encrucijada donde interactúan dos grandes corrientes a gran escala".
La Agencia de Pesca de Canadá ha monitoreado el aumento de la salinidad y de la temperatura en la región de St. Lawrence desde 1920. Los niveles de oxígeno están siendo controlados desde 1960, y la tendencia a la baja genera preocupación.
"Las observaciones en el interior del Golfo de San Lorenzo muestran una disminución dramática de oxígeno, que está llegando a condiciones hipóxicas, lo que significa que no hace posible la vida marina", dijo Claret.

“Se ha visto que las disminuciones de oxígeno afectan a los peces lobos del Atlántico”, dijo Claret quien añadió que también amenazan al bacalao del Atlántico, los cangrejos de las nieves y el fletán negro, todos ellos habitantes de las profundidades.
"El descenso de oxígeno en esta región ya se conocía, pero hasta ahora no se había analizado la causa subyacente", dijo Claret, quien realizó el estudio mientras trabajaba en la Universidad McGill de Canadá.

La investigación viene a confirmar un estudio reciente que muestra que, a medida que los niveles de dióxido de carbono han ido aumentando durante el último siglo a causa de las emisiones humanas, la Corriente del Golfo se ha ido desplazando hacia el norte y la Corriente de Labrador se ha debilitado. Este nuevo estudio concluye que esto provoca que una mayor cantidad de agua cálida, salada y pobre en oxígeno procedente de la Corriente del Golfo llegue al Estrecho de Saint Lawrence.
El estudio utiliza los resultados del modelo de Laboratorio de Dinámica de Fluidos Geofísicos de NOAA, un modelo de computadora de alta resolución que simula los océanos del mundo con un punto de datos cada 8 kilómetros. Esta simulación tardó nueve meses en ejecutarse utilizando 10.000 nodos computacionales: un volumen enorme incluso para los estándares de los modelos climáticos globales.

Con esta gran precisión, es posible observar los remolinos y otros detalles del litoral que pueden influir en la circulación oceánica. Los resultados del modelo combinados con las observaciones históricas muestran que, a medida que los niveles de dióxido de carbono aumentan, el agua de la Corriente del Golfo reemplaza al agua del mar de Labrador en las partes más profundas del golfo de Saint Lawrence.

Las aguas transportadas por la corriente de Labrador son removidas por las tormentas en el mar de Labrador, por lo que el aire absorbido en la superficie se mezcla muy por debajo de la superficie. La Corriente del Golfo, sin embargo, está más estratificada en capas horizontales estables; la capa superior contiene oxígeno del aire de arriba, pero el oxígeno de las capas más bajas es consumido por la vida marina. Además, la cálida Corriente del Golfo es igual de densa a mayor profundidad, por lo que las capas más profundas y privadas de oxígeno de la Corriente del Golfo siguen la misma trayectoria de densidad tomada por el agua cercana a la superficie rica en oxígeno de la Corriente de Labrador.

"Relacionamos el cambio en el oxígeno en la costa con el cambio en las corrientes a gran escala en el océano abierto", dijo Claret.

En el modelo, el cambio en la circulación oceánica a gran escala que causa calentamiento y desoxigenación en el Golfo de Saint Lawrence también se corresponde con una disminución de la circulación meridional del Atlántico, un patrón de circulación oceánica que se sabe que influye fuertemente en el clima del Hemisferio Norte.

"Ser capaz de vincular potencialmente los cambios costeros con la circulación meridional del Atlántico es muy emocionante", agregó Claret.

El análisis muestra que la mitad del descenso del oxígeno observado en las profundidades del río Saint Lawrence se debe simplemente a que el agua es más cálida y no puede contener tanta cantidad de oxígeno. La otra mitad probablemente se deba a otros factores, como la actividad biológica en las dos corrientes y dentro del canal.

“Lo que sucederá después es desconocido”, dijo Claret. “Los niveles de oxígeno en St. Lawrence dependerán de cuestiones mucho más amplias, como la cantidad de dióxido de carbono que los humanos emitirán a la atmósfera en las próximas décadas, o de cómo responderán las corrientes oceánicas a gran escala”.

La investigación fue financiada por el Consejo Europeo de Investigación, el Ministerio de Economía y Competitividad de España a través de la Unidad de Excelencia María de Maeztu concedida al Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals (ICTA-UAB), la Fundación para la Innovación de Canadá y NOAA. Los coautores son Eric Galbraith en la Universidad Autónoma de Barcelona; Jaime Palter en la Universidad de Rhode Island; Daniele Bianchi en la Universidad de California, Los Angeles; Katja Fennel en la Universidad Dalhousie en Nueva Escocia; Denis Gilbert en Fisheries and Oceans Canada; y John Dunne en el Laboratorio de Dinámica de Fluidos Geofísicos de la NOAA.

Actividades ICTA