El conocimiento indígena, clave para el éxito en la restauración de ecosistemas

Los proyectos de restauración ecológica que involucran a las comunidades indígenas y locales de manera activa tienen resultados más exitosos.

El ICTA-UAB organiza la VIª edición de la Escuela de Verano de Decrecimiento y Justicia Ambiental

Proponiendo vías al margen de las narrativas depresivas de crecimiento y cierre .

Los cambios futuros en el bienestar humano dependerán más de factores sociales que de factores económicos

Los cambios en la percepción del bienestar personal que podrían tener lugar en próximas tres décadas a nivel global dependerán en mayor medida de factores sociales que de aspectos macroeconómicos.

Los meses récord de lluvia y de sequía aumentaron en las regiones de todo el mundo: el cambio climático impulsa las precipitaciones...

Cada vez más se registran niveles extremos de precipitaciones en regiones de todo el mundo, lo que desencadena récords de niveles de lluvia y de sequía, según muestra un estudio reciente en el que ha participado el investigador del ICTA-UAB Finn Mempel.

Éxito en el ICTA-UAB: seis becas ERC en 3 años

El Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB) ha recibido seis ayudas del Consejo Europeo de Investigación (ERC) en tres años, durante el periodo comprendido entre finales del 2015 y finales del 2018. Cada uno de estos proyectos (dotados de entre 1.

La investigadora del ICTA-UAB Gara Villalba recibe un ERC Consolidator Grant

El Consejo Europeo de Investigación (ERC por sus siglas inglesas, «European Research Council») ha anunciado los 291 ganadores de su convocatoria de subvenciones de consolidación.

El ICTA-UAB recibe un Erasmus + para un proyecto sobre educación superior e investigación en las reservas de la biosfera

Por primera vez en su historia, el Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) ha sido distinguido con cerca de 1 millón de euros por parte de la Comisión Europea a través del programa de financiación Erasmus+.

El ICTA-UAB contribuye a tender puentes entre ciencia y sociedad en el 100xciencia.3

El ICTA-UAB estuvo presente en el 100xCiencia.3 “Tendiendo Puentes entre Ciencia y Sociedad", el evento anual de la Alianza SOMMa que tuvo lugar el pasado 15 de noviembre en el CNIO de Madrid.

Los ciudadanos prefieren los paisajes que combinan naturaleza con infraestructura construida

Un estudio pionero analiza las fotografías compartidas por los ciudadanos en las redes sociales para evaluar la consideración estética de los paisajes naturales.

Las pesquerías artesanales cogestionadas favorecen mejoras sociales y ecológicas

El modelo de cogestión de las pequeñas agrupaciones de pescadores contribuye a una mayor abundancia y hábitats de las especies.

El ICTA-UAB diseñará una estrategia de prevención de incendios forestales para el Montseny de forma participativa y consensuada

Científicos del Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) diseñarán una estrategia de prevención de incendios forestales en la Reserva de la Biosfera del Montseny elaborada de manera consensuada mediante un proceso de participación ciudadana.

Nace El Observatorio del Besòs: un proyecto de seguimiento de la calidad de los sistemas fluviales de la cuenca

La Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) a través del Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals (ICTA-UAB), y el Consorci Besòs Tordera evaluarán el estado de calidad a largo plazo de la cuenca del Besòs gracias a la creación de la Observatorio del Besòs.

Los cambios en la circulación atlántica provocan que el agua con menos oxígeno invada el Golfo de Saint Lawrence de Canadá

El Golfo de Saint Lawrence ha experimentado un calentamiento y pérdida de oxígeno más rápida que cualquier otro océano del planeta.

El cambio climático modifica la composición de los arrecifes

Los corales devastados por el cambio climático son substituidos de forma natural por otras especies como las gorgonias, menos eficientes como sumideros del CO2 de la atmósfera.

Un estudio pionero analizará los efectos de los bosques sobre la salud humana

Un grupo de voluntarios participa en un estudio experimental del ICTA-UAB para analizar los efectos potenciales que tienen los bosques sobre la salud humana.

La basura acumulada en las playas de las islas del Mediterráneo se triplica durante el verano

El Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) ha analizado y cuantificado los residuos generados por el turismo en ocho islas del Mediterráneo, en el marco del proyecto europeo BLUEISLANDS.

La intensificación agrícola no es un buen "plan" de desarrollo sostenible

Los planes que abogan por la intensificación agrícola como medida para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) no tienen resultados positivos por igual a nivel social y ecológico, según un estudio en el que participa el ICTA-UAB.

Los planes de “verdificación” de las ciudades deben contemplar criterios de igualdad social

Las ciudades que no contemplen criterios de igualdad social en sus estrategias políticas para hacer más verde y ecológico su entorno urbano no lograrán la sostenibilidad a largo plazo, y se arriesgan a crear sólo enclaves verdes destinados a la élite social.

Nueva 'Guía de Bienvenida' al ICTA-UAB

Ya tenéis a vuestra disposición la nueva 'Guía de Bienvenida' del ICTA-UAB. El documento pretende ayudarle a descubrir los fundamentos del programa de doctorado, la estructura de ICTA-UAB, etc.
Noticias
El transporte aéreo, principal fuente de contaminación del turismo en Barcelona

Fecha: 2018-12-19


Cada visitante de la ciudad de Barcelona produce al día una emisión de 96,9 kg CO2 eq, lo que supone una huella de carbono equivalente a conducir un coche 410 kilómetros sin parar, o dejarse una bombilla led de 6,4 vatios encendida durante 4 años seguidos.

Un estudio realizado por investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB) calcula por primera vez el impacto de la actividad turística en una ciudad concreta, en este caso Barcelona, y analiza las principales fuentes de emisiones directas e indirectas de cuatro grandes ámbitos (los transportes de llegada y salida, el alojamiento, las actividades de ocio, ferias y congresos, y los transportes internos).

El turismo es uno de los sectores de actividad económica más relevantes de la ciudad de Barcelona, con unos 33 millones de visitas anuales, repartidas a partes iguales entre turistas (visitantes que se alojan en la ciudad) y excursionistas (se están un día o menos sin pernoctar). Esta actividad contribuye al calentamiento global debido a las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que se derivan, y al mismo tiempo, el cambio climático tiene impacto sobre los destinos turísticos y los flujos turísticos.

El estudio del ICTA-UAB realizado en colaboración con Inèdit a petición del Ayuntamiento de Barcelona y de Barcelona Regional, determina que la huella de carbono total de la actividad turística en Barcelona es de 9.578.359 t CO2 eq al año. La principal fuente de emisiones (con un 95,9% de las emisiones generadas) es el transporte de llegada y salida en la ciudad, y en concreto el avión. Este ámbito representa una emisión de 92,9 kg CO2 eq/visitante·día, con grandes diferencias entre turistas (media de 103,1kg CO2 eq/turista·día) y excursionistas (media 42,1 kg CO2 eq/excursionista·día). Por ejemplo, el transporte de llegada y regreso de un turista de Oceanía conlleva la emisión de 4.200 kg C02 eq.

Del resto de emisiones (el 4,1%), la principal fuente es el consumo de electricidad, principalmente asociado al alojamiento. En este sentido, los hoteles tienen el mayor impacto en la huella de carbono con un 70'5%, especialmente en las categorías más altas, seguidos de los apartamentos turísticos (con registro y sin) con un 25,3%. La huella de una pernoctación va de los 2,9 kg CO2 eq/pernoctación en pensiones, hostales y albergues, a los 21,9 kg CO2 eq/pernoctación de un hotel de 5 estrellas, 7,5 veces más.

No todas las actividades en la ciudad tienen el mismo impacto en cuanto a la contaminación. Los puntos de interés de ciudad (PICs) son responsables del 68,8% de dentro del ámbito de actividades ocio, ferias y congresos. La visita a un PIC representa una emisión media de 0,9 kg CO2 eq/visita, mientras que un trayecto en transportes singulares supone 1,4 kg CO2 eq, y la participación en una feria o un congreso representa 5,9 kg CO2 eq/participante.

Los viajes en metro (38,5%) y en taxi (22,3%) para desplazarse por la ciudad son los que más emisiones generan colectivamente, por delante de los desplazamientos en Renfe y el vehículo propio. Aún así, metro y tranvía son los dos modos con una huella de carbono por desplazamiento más baja. La huella de carbono media del desplazamiento con los transportes internos de la ciudad es de 0,3 kg CO2 eq/viaje.

Los resultados obtenidos para Barcelona se han comparado con otros estudios de huella de carbono del turismo y las conclusiones siguen la misma línea; en todos ellos destacan el transporte en avión y el alojamiento. Por otra parte, cuando se compara la huella de carbono de los visitantes con la de un residente, y sin olvidar las diferencias en el tipo de datos y la metodología para su cálculo, las actividades en destino (es decir en la ciudad y sin considerar transporte de llegada y salida) de los excursionistas que visitan Barcelona generan unas emisiones de GEI diarias que son aproximadamente la mitad que las de un residente. Por el contrario, los turistas duplican de promedio las emisiones de GEI respecto a un residente, siendo el alojamiento el elemento diferenciador.

El estudio también evalúa de manera aproximada la huella de carbono de otros ámbitos de actividad relacionados con el turismo como son el comercio, la restauración y los residuos. Ni los residuos ni la restauración tienen un impacto destacable, ya que las emisiones por transporte siguen siendo las más elevadas. La huella de carbono del comercio sería equiparable a la del alojamiento.

Los investigadores consideran que disponer de una visión global de las emisiones asociadas a la actividad turística permite conocer las principales fuentes de emisión de GEI y "a partir de ahí establecer objetivos de reducción y definir políticas y estrategias en los diferentes ámbitos relacionados con el turismo encaminadas a la mitigación del cambio climático ", comenta Jordi Oliver, investigador ICTA-UAB y co-fundador de la spin-off Inèdit.

Una vez identificadas las principales fuentes de emisión de GEI, la investigación también propone un listado de potenciales estrategias para la reducción de las emisiones de GEI del turismo en la ciudad de Barcelona para cada uno de los ámbitos de actividad. En este sentido proponen acciones de información y promoción de la compensación de emisiones de GEI asociadas al viaje en avión, promover que los turistas conozcan y utilicen los modos de transporte público disponibles desde el aeropuerto del Prat hasta la ciudad y fomentar medidas para incrementar eficiencia de los edificios (como la rehabilitación energética) en alojamientos turísticos de la ciudad.

Artículo científico

Rico, A., Martínez-Blanco, J., Montlleó, M., Rodríguez, G., Tavares, N., Arias, A., & Oliver-Solà, J. (2019). Carbon footprint of tourism in Barcelona. Tourism Management, 70, 491-504, 
available online at: https://doi.org/10.1016/j.tourman.2018.09.012  

Actividades ICTA