Encuesta: El rol del verde residencial durante el confinamiento por el brote de COVID-19 en España

El grupo de investigación BCNUEJ (www.bcnuej.org) del ICTA-UAB (https://ictaweb.uab.cat/) y del IMIM (www.imim.es) está realizando un estudio sobre el papel del verde residencial (vegetación interior, en balcones, en terrazas, cubiertas verdes.

El ICTA-UAB cede material de protección a diversos hospitales

El ICTA-UAB es, desde el pasado lunes 16 de marzo de 2020, un Instituto con acceso restringido.

Se prevén niveles de polen altos y avanzados para esta primavera. No confundir la alergia con el COVID-19

Las polinizaciones de esta primavera y verano comenzarán unos días antes de lo habitual y serán importantes, alcanzando niveles por encima de la media (del período 1994-2019).

Conferencia ICTAS2020: Actualización importante sobre el brote de coronavirus

Conferencia ICTAS2020: Actualización importante sobre el brote de coronavirus.

La lucha por el poder obstaculiza las políticas urbanas de adaptación al cambio climático

Las acciones de transformación que realizan las ciudades para adaptarse y mitigar los impactos del cambio climático pueden verse menoscabadas por las luchas políticas por el poder municipal.

El análisis del hollín de los incendios tropicales depositado en el océano ayudará a predecir los futuros cambios climáticos del...

El ICTA-UAB inicia una expedición científica en el océano Atlántico para coger muestras de polvo y humo de los incendios del África tropical depositado en los sedimentos marinos.

¿Qué elementos y características deben tener los bosques para influenciar la salud humana?

A pesar del creciente interés de la comunidad científica y de la sociedad hacia el potencial de los bosques como fuente de salud humana, la literatura científica existente no permite establecer relaciones coherentes entre el tipo de bosque y diferentes variables de salud.

El coral rojo se recupera de manera efectiva en áreas protegidas del Mediterráneo tras décadas de sobreexplotación

Las medidas de protección de las Áreas Marinas Protegidas han permitido que las colonias de coral rojo (Corallium rubrum) se hayan recuperado parcialmente en el Mar Mediterráneo, alcanzando niveles de salud similares a los de la década de 1980 en Catalunya y a la década de 1960 en el Mar de Liguria (Noroeste de Italia).

Los “clubs climáticos subnacionales” podrían ser claves para combatir el cambio climático

La creación de "clubes climáticos" que ofrezcan su adhesión a estados subnacionales, y no solo a países, podría acelerar el avance hacia una política de cambio climático armonizada a nivel mundial.

El ICTA-UAB estrena su programa “Locos por la Tierra” de la Fundació Catalunya La Pedrera

Unos 300 jóvenes catalanes con aptitudes y talento especial para la ciencia han empezado este fin de semana una aventura única como participantes de la 8ª edición del programa “Locos por la Ciencia”.

Victoria Reyes-García recibe una beca ERC Proof of Concept vinculada al proyecto LICCI

Victoria Reyes-García, investigadora ICREA en el Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB), es una de los 76 principales investigadores que recibirán una de las becas Proof of Concept (PoC) del Consejo Europeo de Investigación (ERC por sus siglas en inglés).

El ICTA-UAB pide a la UAB que reduzca el número de vuelos

Ante la situación de emergencia climática, reconocida recientemente por la UAB, el Instituto de Ciència i Tecnología Ambientales de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) ha elaborado una propuesta en la que emplaza a la Universidad a adoptar una nueva política de viajes entre su comunidad que permita abordar una de las actividades más contaminantes: los vuelos en avión.

Una nueva evaluación considera que el discurso de la Unión Europea sobre descarbonización eléctrica necesita una revisión

Es bien sabido que la Unión Europea centra sus esfuerzos en descarbonizar su economía y, en muchos aspectos, la Energiewende de Alemania (proceso transición energética realizado en Alemania) encarna un ejemplo modélico de este esfuerzo.

Los residuos mineros vertidos en la bahía de Portmán siguen liberando metales en el mar 25 años después de su cese

Las aguas del mar mediterráneo continúan recibiendo metales disueltos del depósito de residuos mineros de la bahía de Portmán (Murcia) 25 años después del cese de la actividad minera.

Un nuevo proyecto ICTA-UAB evaluará los impactos de los micro y nanoplásticos en los océanos tropicales y templados

Un nuevo proyecto liderado por la investigadora del ICTA-UAB Patrizia Ziveri es uno de los cinco proyectos seleccionados para recibir financiación de la Iniciativa de Programación Conjunta Mares y Océanos Productivos y Saludables (Océanos JPI).

El Big Data revela una extraordinaria unidad que subyace a la diversidad de la vida

Un estudio del ICTA-UAB apunta al crecimiento como elemento clave para explicar el funcionamiento de todos los seres vivos.
Noticias
El transporte aéreo, principal fuente de contaminación del turismo en Barcelona

Fecha: 2018-12-19


Cada visitante de la ciudad de Barcelona produce al día una emisión de 96,9 kg CO2 eq, lo que supone una huella de carbono equivalente a conducir un coche 410 kilómetros sin parar, o dejarse una bombilla led de 6,4 vatios encendida durante 4 años seguidos.

Un estudio realizado por investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB) calcula por primera vez el impacto de la actividad turística en una ciudad concreta, en este caso Barcelona, y analiza las principales fuentes de emisiones directas e indirectas de cuatro grandes ámbitos (los transportes de llegada y salida, el alojamiento, las actividades de ocio, ferias y congresos, y los transportes internos).

El turismo es uno de los sectores de actividad económica más relevantes de la ciudad de Barcelona, con unos 33 millones de visitas anuales, repartidas a partes iguales entre turistas (visitantes que se alojan en la ciudad) y excursionistas (se están un día o menos sin pernoctar). Esta actividad contribuye al calentamiento global debido a las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que se derivan, y al mismo tiempo, el cambio climático tiene impacto sobre los destinos turísticos y los flujos turísticos.

El estudio del ICTA-UAB realizado en colaboración con Inèdit a petición del Ayuntamiento de Barcelona y de Barcelona Regional, determina que la huella de carbono total de la actividad turística en Barcelona es de 9.578.359 t CO2 eq al año. La principal fuente de emisiones (con un 95,9% de las emisiones generadas) es el transporte de llegada y salida en la ciudad, y en concreto el avión. Este ámbito representa una emisión de 92,9 kg CO2 eq/visitante·día, con grandes diferencias entre turistas (media de 103,1kg CO2 eq/turista·día) y excursionistas (media 42,1 kg CO2 eq/excursionista·día). Por ejemplo, el transporte de llegada y regreso de un turista de Oceanía conlleva la emisión de 4.200 kg C02 eq.

Del resto de emisiones (el 4,1%), la principal fuente es el consumo de electricidad, principalmente asociado al alojamiento. En este sentido, los hoteles tienen el mayor impacto en la huella de carbono con un 70'5%, especialmente en las categorías más altas, seguidos de los apartamentos turísticos (con registro y sin) con un 25,3%. La huella de una pernoctación va de los 2,9 kg CO2 eq/pernoctación en pensiones, hostales y albergues, a los 21,9 kg CO2 eq/pernoctación de un hotel de 5 estrellas, 7,5 veces más.

No todas las actividades en la ciudad tienen el mismo impacto en cuanto a la contaminación. Los puntos de interés de ciudad (PICs) son responsables del 68,8% de dentro del ámbito de actividades ocio, ferias y congresos. La visita a un PIC representa una emisión media de 0,9 kg CO2 eq/visita, mientras que un trayecto en transportes singulares supone 1,4 kg CO2 eq, y la participación en una feria o un congreso representa 5,9 kg CO2 eq/participante.

Los viajes en metro (38,5%) y en taxi (22,3%) para desplazarse por la ciudad son los que más emisiones generan colectivamente, por delante de los desplazamientos en Renfe y el vehículo propio. Aún así, metro y tranvía son los dos modos con una huella de carbono por desplazamiento más baja. La huella de carbono media del desplazamiento con los transportes internos de la ciudad es de 0,3 kg CO2 eq/viaje.

Los resultados obtenidos para Barcelona se han comparado con otros estudios de huella de carbono del turismo y las conclusiones siguen la misma línea; en todos ellos destacan el transporte en avión y el alojamiento. Por otra parte, cuando se compara la huella de carbono de los visitantes con la de un residente, y sin olvidar las diferencias en el tipo de datos y la metodología para su cálculo, las actividades en destino (es decir en la ciudad y sin considerar transporte de llegada y salida) de los excursionistas que visitan Barcelona generan unas emisiones de GEI diarias que son aproximadamente la mitad que las de un residente. Por el contrario, los turistas duplican de promedio las emisiones de GEI respecto a un residente, siendo el alojamiento el elemento diferenciador.

El estudio también evalúa de manera aproximada la huella de carbono de otros ámbitos de actividad relacionados con el turismo como son el comercio, la restauración y los residuos. Ni los residuos ni la restauración tienen un impacto destacable, ya que las emisiones por transporte siguen siendo las más elevadas. La huella de carbono del comercio sería equiparable a la del alojamiento.

Los investigadores consideran que disponer de una visión global de las emisiones asociadas a la actividad turística permite conocer las principales fuentes de emisión de GEI y "a partir de ahí establecer objetivos de reducción y definir políticas y estrategias en los diferentes ámbitos relacionados con el turismo encaminadas a la mitigación del cambio climático ", comenta Jordi Oliver, investigador ICTA-UAB y co-fundador de la spin-off Inèdit.

Una vez identificadas las principales fuentes de emisión de GEI, la investigación también propone un listado de potenciales estrategias para la reducción de las emisiones de GEI del turismo en la ciudad de Barcelona para cada uno de los ámbitos de actividad. En este sentido proponen acciones de información y promoción de la compensación de emisiones de GEI asociadas al viaje en avión, promover que los turistas conozcan y utilicen los modos de transporte público disponibles desde el aeropuerto del Prat hasta la ciudad y fomentar medidas para incrementar eficiencia de los edificios (como la rehabilitación energética) en alojamientos turísticos de la ciudad.

Artículo científico

Rico, A., Martínez-Blanco, J., Montlleó, M., Rodríguez, G., Tavares, N., Arias, A., & Oliver-Solà, J. (2019). Carbon footprint of tourism in Barcelona. Tourism Management, 70, 491-504, 
available online at: https://doi.org/10.1016/j.tourman.2018.09.012  

Actividades ICTA