Empoderando a las mujeres contra la pobreza energética en el Mediterráneo

Un proyecto internacional liderado por el ICTA-UAB, Enginyeria sense Fronteres Catalunya y el Institut de Recerca en Energia de Catalunya (IREC) contribuye a abordar los problemas de suministro energético en 1.500 hogares del Área Metropolitana de Barcelona.

La pesca podría aliviar una emergencia alimentaria mundial en casos extremos

Un estudio internacional liderado por el ICTA-UAB defiende que, si se gestiona de manera sostenible con anticipación, la pesca podría paliar situaciones de escasez alimentaria incluso tras un conflicto nuclear.

La lucha contra el grave deterioro de la naturaleza requiere de objetivos múltiples y ambiciosos

Investigadores del BC3, el ICTA-UAB y la Universidad de la Laguna evalúan los criterios del Convenio sobre la Diversidad Biológica de Naciones Unidas.

Restaurar el 30% de los ecosistemas del mundo en áreas prioritarias podría prevenir el 70% de las extinciones

Según un informe de Nature en el que participa el ICTA-UAB, esta acción permitiría absorber cerca de la mitad del carbono acumulado en la atmósfera desde la Revolución Industrial.

Reconstruyen la dieta de las sociedades pre-colombinas de la Amazonía brasileña

Un estudio del ICTA-UAB demuestra que la caza y el manejo agroforestal, y no la pesca, fueron la base de la economía de subsistencia de las sociedades precolombinas en la costa amazónica brasileña.

El modelo de conservación de la vida silvestre socava los derechos de las comunidades locales e indígenas en la India

El mapa EJAtlas del ICTA-UAB denuncia que el actual modelo antepone el crecimiento y ganancias a la vida humana y la naturaleza que pretende proteger.

El calentamiento y la acidificación oceánica perjudican a las comunidades de fitoplancton calcáreo

Una investigación liderada por científicos del Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) alerta que los efectos del calentamiento del mar Mediterráneo en las comunidades planctónicas se verán agravados por la acidificación oceánica.

El economista del ICTA-UAB Joan Martínez Alier gana el Premio Balzan de retos ambientales

El economista Joan Martínez Alier del Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB), es uno los galardonados con el Premio Balzan 2020 en la categoría de "Retos ambientales: Respuestas de las Ciencias Sociales y las Humanidades".

Los pueblos indígenas, esenciales para comprender el cambio ambiental

Una investigación internacional en la que participa el ICTA-UAB muestra cómo el conocimiento indígena y local puede ayudar a gestionar los ecosistemas y la vida silvestre.

Una nueva publicación del proyecto MAGIC ofrece una mirada crítica a la economía circular

Con la atención mundial centrada en la pandemia por el COVID-19, los problemas que estaban a la vanguardia de la preocupación pública hace solo unos meses parecen haber desaparecido mágicamente.

Los beneficios económicos de proteger el 30% de la tierra y los océanos del planeta supera los costes en al menos 5:1

Un informe sin precedentes en el que participa el ICTA-UAB muestra que la economía mundial está mejor con una naturaleza más protegida.

El ICTA-UAB recibe la acreditación de Unidad de Excelencia María de Maeztu por segunda vez consecutiva

El Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) ha sido acreditado como Unidad de Excelencia María de Maeztu por segunda vez consecutiva, por el Ministerio de Ciencia e Innovación español.

Proyecto experimental de agricultura urbana, local y tradicional en Sabadell

El ICTA-UAB y el Ayuntamiento de Sabadell constituyen la comunidad FoodE, que reúne a todos los actores implicados en el sistema de producción alimentaria de la ciudad y en esta iniciativa.

¿Qué respiramos cuando estamos en el bosque?

Un estudio caracteriza por primera vez la química forestal del aire por debajo de la copa de los árboles en un encinar mediterráneo, y detecta las concentraciones máximas en julio y agosto.

La ciencia en Catalunya contra la Covid-19

Sesenta investigadores ICREA, entre los que se encuentra Isabelle Anguelovski del ICTA-UAB, lideran más de un centenar de actividades de investigación sobre la Covid-19.

La academia en tiempos del COVID-19: hacia una ética del cuidado

                                                                                                                                                        .

Una plataforma informática da visibilidad a los micropueblos de Catalunya

Un equipo de investigación de la UAB, en colaboración con la Asociación de Micropueblos de Cataluña, han creado el Sistema de Información Geográfica (SIG) para unos micropueblos activos y sostenibles (GISASH).

Los defensores de la justicia ambiental son víctimas de violencia y asesinatos

Los movimientos ciudadanos logran detener la degradación ambiental hasta en un 27% de los conflictos ambientales, según un estudio del ICTA-UAB.

Cambios tecnológicos y nuevos estilos de vida bajos en carbono, claves para mitigar los efectos del cambio climático

Para conseguir mitigar los efectos del cambio climático y alcanzar una sociedad más sostenible, es necesario transformar el actual sistema energético basado en los combustibles fósiles en un modelo basado en energías renovables.

Impactos del cambio climático estudiados usando el refranero popular

Miembros de la comunidad de riego que realizan trabajos de mantenimiento en una acequia de careo (ubicada en la cima de la montaña) para mejorar la circulación de agua para riego y consumo humano (foto: David García del Amo).

Las vasijas neolíticas revelan cómo fue el consumo de leche en Europa hace 7.000 años

Cerámica procedente del yacimiento arqueológico de Verson (Francia) analizada en la investigación (Fotografía de Annabelle Cocollos, Conseil départemental du Calvados ou CD14 publicada en Germain-Vallée et al.

El crecimiento económico es incompatible con la conservación de la biodiversidad

Un estudio en el que intervienen más de 20 especialistas en ecología de la conservación y economía ecológica pone en evidencia la contradicción entre el crecimiento económico y la conservación de la biodiversidad.

La lucha por el poder obstaculiza las políticas urbanas de adaptación al cambio climático

Las acciones de transformación que realizan las ciudades para adaptarse y mitigar los impactos del cambio climático pueden verse menoscabadas por las luchas políticas por el poder municipal.

El análisis del hollín de los incendios tropicales depositado en el océano ayudará a predecir los futuros cambios climáticos del...

El ICTA-UAB inicia una expedición científica en el océano Atlántico para coger muestras de polvo y humo de los incendios del África tropical depositado en los sedimentos marinos.

El coral rojo se recupera de manera efectiva en áreas protegidas del Mediterráneo tras décadas de sobreexplotación

Las medidas de protección de las Áreas Marinas Protegidas han permitido que las colonias de coral rojo (Corallium rubrum) se hayan recuperado parcialmente en el Mar Mediterráneo, alcanzando niveles de salud similares a los de la década de 1980 en Catalunya y a la década de 1960 en el Mar de Liguria (Noroeste de Italia).

Los “clubs climáticos subnacionales” podrían ser claves para combatir el cambio climático

La creación de "clubes climáticos" que ofrezcan su adhesión a estados subnacionales, y no solo a países, podría acelerar el avance hacia una política de cambio climático armonizada a nivel mundial.
Noticias
La agricultura urbana en azoteas permite producir alimentos sanos, frescos y sostenibles

Fecha: 2019-03-29


La implementación de huertos urbanos en las azoteas de los edificios permitiría producir alimentos agrícolas frescos, sanos y sostenibles para garantizar la soberanía alimentaria de las ciudades, cada vez más pobladas. Así se desprende de la investigación sobre agricultura urbana desarrollada por el Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) en el marco del proyecto Fertilecity, cuyos resultados se presentaron ayer con la participación de un centenar de personas procedentes de instituciones públicas, privadas y asociaciones.


Se estima que en el 2050, el 66% de la población mundial residirá en núcleos urbanos y la demanda de alimentos aumentará en un 30%. En este contexto, la agricultura urbana está proliferando no sólo como un sistema sostenible de producción y consumo local de alimentos, sino como una herramienta para mejorar la calidad del aire y la temperatura, reducir el impacto ambiental del transporte de mercancías, apoyar a las economías locales y proveer servicios sociales en ámbitos como la educación, la salud, la inclusión social o el ocio.

El proyecto Fertilecity, en el que también participan investigadores de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), ha analizado la implementación de la agricultura urbana en las cubiertas de los edificios con el objetivo de aprovechar estos espacios vacíos mediante la instalación de invernaderos. Entre los factores que limitan el desarrollo de la agricultura urbana, destaca el temor a que la contaminación atmosférica de las ciudades pueda repercutir en la salubridad de los alimentos agrícolas cultivados. Los resultados ponen de manifiesto que las verduras producidas tanto en el invernadero del ICTA-UAB (ubicado en el campus UAB junto a la AP-7) como en otros huertos situados en áreas de alta densidad de tráfico en Barcelona, no están contaminadas por metales pesados, y que los niveles de níquel, arsénico, cadmio y plomo están muy por debajo de los límites permitidos por la legislación en materia alimentaria. El estudio analizó la producción de vegetales sin tierra, empleando perlita como sustrato y aportando a la planta los nutrientes necesarios junto con el agua de riego procedente de la lluvia. Así pues, también se descartó la contaminación de metales pesados a través del sustrato, una fuente habitual.


El estudio determina que tan sólo es necesario disponer de un metro cuadrado de cultivo para producir hasta 17 kilogramos de tomate, una cantidad superior al consumo medio anual de tomates por persona, cifrado en 16,1 kg. Además, para poder recoger el agua de lluvia suficiente para mantener el cultivo se precisa de un metro cuadrado adicional. Según los investigadores del proyecto, las condiciones meteorológicas en el interior del invernadero proporcionan el entorno adecuado para producir tomate en verano en un ciclo alargado (plantando a principios de enero). Los cultivos de fruto, como el tomate, tienen un impacto ambiental más bajo y mejores resultados económicos que los cultivos de hoja (como la lechuga) ya que las productividades son más altas. "Durante el invierno aprovechamos el invernadero para producir otros alimentos menos exigentes a la radiación que el tomate", explica el Dr. Xavier Gabarrell, investigador del proyecto y director del ICTA-UAB, quien asegura que "el proyecto Fertilecity demuestra que los cultivos de judía, acelga, espinacas, rúcula y lechuga son viables en invierno gracias a la inercia térmica del edificio y el invernadero que proporciona una temperatura adecuada para estos cultivos". 

Los alimentos producidos mediante agricultura urbana en azoteas en invernaderos son percibidos positivamente por parte de los consumidores, por su calidad y por el sistema de producción. Los consumidores los consideran frescos (en un 93%), sabrosos (80,5%) y con un impacto ambiental menor (68,5%). La valoración es aún más favorable entre los encuestados que tenían conocimiento previo de los proyectos de agricultura urbana en cubierta que entre quienes desconocían este modelo de producción. Para Gabarrell, "los resultados de las encuestas realizadas indican que el 81,5% desearía comprar estos productos si tuviera la opción de hacerlo" e incide en que "la agricultura urbana en las cubiertas de los edificios tiene un gran potencial para incrementar la actual producción y consumo local de alimentos con un impacto ambiental y un coste económico menor que los productos convencionales importados de otras regiones".

La presentación de resultados contó con una visita a los laboratorios de agricultura urbana ubicados en el invernadero del edificio ICTA-UAB, así como una cata de productos agrícolas recogidos el día anterior como judías verdes cocinadas con soja, quiches de acelgas y ensaladas, entre otros platos. 

 

Actividades ICTA
No hay eventos registrados a partir de hoy.