Los residuos mineros vertidos en la bahía de Portmán siguen liberando metales en el mar 25 años después de su cese

Los residuos mineros vertidos en la bahía de Portmán siguen liberando metales en el mar 25 años después de su cese.

Un nuevo proyecto ICTA-UAB evaluará los impactos de los micro y nanoplásticos en los océanos tropicales y templados

Un nuevo proyecto liderado por la investigadora del ICTA-UAB Patrizia Ziveri es uno de los cinco proyectos seleccionados para recibir financiación de la Iniciativa de Programación Conjunta Mares y Océanos Productivos y Saludables (Océanos JPI).

El Big Data revela una extraordinaria unidad que subyace a la diversidad de la vida

Un estudio del ICTA-UAB apunta al crecimiento como elemento clave para explicar el funcionamiento de todos los seres vivos.

Jeroen van den Bergh, doctor honoris causa por la Open University de los Países Bajos

El economista ambiental del ICTA-UAB Prof. Dr. Jeroen van den Bergh fue nombrado doctor honoris causa por la Open University de los Países Bajos.

El Acuerdo de París se ve obstaculizado por promesas inconsistentes, según un estudio del ICTA-UAB

Las promesas del Acuerdo Climático de París realizadas por algunos países podrían no ser tan ambiciosas como parecen, según un estudio realizado por investigadores del Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB).

Encuentran altas concentraciones de plomo en la fauna silvestre de la Amazonia

Investigadores del ICTA-UAB y de la UVic-UCC han detectado concentraciones de plomo elevadas en muestras de fauna salvaje de la Amazonia peruana, cuyo origen es la munición de plomo y la contaminación relacionada con la extracción petrolera.

Miden el potencial de los bosques para ralentizar el cambio climático

Los bosques pirenaicos, cornisa cantábrica y Galicia muestran un importante potencial para acumular cantidades aún mayores de dióxido de carbono en el futuro y así ayudar a frenar el aumento en las concentraciones del gas CO2 que está calentando el planeta.

¿Por qué los ambientalistas comen carne?

Un estudio del ICTA-UAB analiza los motivos por los que científicos concienciados con el medio ambiente no renuncian al consumo de carne, causante de importantes impactos ambientales en el planeta.

La gestión del verde urbano permite incrementar la presencia de pájaros en las ciudades

Incrementar la biodiversidad del verde urbano permitiría aumentar la presencia de aves paseriformes en las ciudades mediterráneas, según un estudio científico realizado por investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB) que analiza qué estrategias hay que implementar sobre la vegetación urbana para conseguir "naturalizar" las ciudades favoreciendo la entrada de flora y fauna.

El río Ebro vierte anualmente 2.200 millones de microplásticos al Mar Mediterráneo

Un estudio del ICTA-UAB analiza la distribución y concentración de microplásticos procedentes de uno de los principales ríos del Mediterráneo occidental.

Un proyecto europeo ofrece ayuda para crear invernaderos en cubiertas

El Instituto de Ciencia y Tecnología Ambiental de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) ha abierto una convocatoria que pretende dar soporte a nuevos proyectos de invernadero en cubiertas, en el marco del Proyecto GROOF.

El ICTA-UAB participa en el proyecto que habilitará 10 escuelas de Barcelona como refugios climáticos

El Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB) es una de las instituciones impulsoras de un proyecto que habilitará 10 escuelas de Barcelona como refugios climáticos para disminuir el impacto de las altas temperaturas del verano.

Un estudio desestima las políticas de crecimiento verde para hacer frente a la emergencia ecológica

Investigadores del ICTA-UAB y de la Goldsmiths University of London indican que la reducción de emisiones sólo es compatible con un menor crecimiento o con el decrecimiento económico.

El conocimiento indígena, clave para el éxito en la restauración de ecosistemas

Los proyectos de restauración ecológica que involucran a las comunidades indígenas y locales de manera activa tienen resultados más exitosos.
Noticias
Los espacios verdes urbanos no benefician la salud de todos

Fecha: 2019-04-03


La creación de parques y zonas verdes en los núcleos urbanos tiene efectos positivos en la salud de sus residentes, de manera general. No obstante, al explorar con más detalle, se concluye que sólo las clases sociales más favorecidas se benefician de estos espacios. Un nuevo artículo publicado por un grupo de investigadoras del Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) y del Institut de Investigació Mèdica de l’Hospital del Mar (IMIM) pone de manifiesto que, aunque vivir en áreas con espacios verdes se asocia con una mejor salud autopercibida por parte de los residentes, dichos beneficios excluyen a las clases sociales con un menor nivel educativo y menores ingresos económicos. 

La “ecologización” progresiva de las ciudades mediante la creación de zonas verdes, parques y corredores ecológicos puede tener efectos positivos para la salud física y psicológica de las personas. Este proceso creciente de “enverdecimiento” se ha asociado a la mejora de la calidad del aire, el fomento de la práctica de ejercicio físico y a la creación de vínculos sociales más fuertes entre los vecinos, reduciendo así niveles de estrés crónico y mejorando la salud en general. No obstante, estas transformaciones pueden ir acompañadas de procesos de gentrificación por los que la población originaria de un barrio de clase media-baja o baja es desplazada (social, cultural y/o físicamente) por los nuevos residentes de mayor poder adquisitivo que llegan a la zona atraídos por la oferta de viviendas y servicios más atractivos.

El estudio, llevado a cabo en la ciudad de Nueva York y publicado en la revista Health & Place, evalúa por primera vez si el proceso de gentrificación que están experimentando determinados barrios modifica la relación existente entre los espacios verdes y la salud. Para ello, tomaron datos demográficos y de salud autopercibida de más de 44.000 ciudadanos de NYC residentes en tres tipologías de barrio: barrios no gentrificables (los que ya incluyen muchos residentes de clases socioeconómicas altas), barrios que se estaban gentrificando, y barrios que no se estaban gentrificando.

Los resultados muestran que la cantidad de espacios verdes sólo provoca efectos positivos en la salud en el caso de los barrios que se están gentrificando. Sin embargo, dentro de esta tipología de barrio, sólo se benefician de los espacios verdes los ciudadanos más privilegiados, es decir, aquellos que cuentan con un mayor nivel educativo (al menos un título universitario) o ingresos económicos superiores. Así pues, los colectivos más desfavorecidos -como los grupos con menos ingresos o menor nivel educativo- no se benefician de vivir en barrios más verdes.

“La gentrificación modifica el efecto que la exposición a zonas verdes tiene en la salud, resultando en beneficios sólo para unos privilegiados”, afirma la Dra. Helen Cole, primera autora del estudio y miembro del Laboratorio de Justicia Urbana Ambiental de Barcelona (BCNUEJ) del ICTA-UAB, quien afirma que las ciudades más verdes no siempre son justas y saludables por igual para todo el mundo y que los beneficios de los espacios verdes no suelen ser equitativos.

La cantidad de áreas verdes en las otras dos tipologías de barrio (barrios que no se están gentrificando) no se relaciona con efectos en la salud de los residentes. Esto puede ser debido a que el efecto de los espacios verdes se ve contrarrestado por otros determinantes de salud. Por ejemplo, los vecinos de barrios bienestantes pueden gozar de otros muchos servicios y de actividades de ocio con repercusión en su salud. Por el contrario, los de clases vulnerables presentan, en general, un estado de salud peor por sus condiciones socioeconómicas u otras desventajas. 

La Dra. Helen Cole hace hincapié en la importancia de los resultados porque “un argumento habitual a favor de la gentrificación es que los "beneficios" de nuevas áreas mejoradas, como las que tienden a gentrificarse, tienen efectos en los residentes a largo plazo. Nuestros resultados indican que, cuando se trata de los beneficios de las zonas verdes en la salud, esto no parece suceder” y recuerda que “solo los que podríamos considerar "gentrificadores" se ven favorecidos, mientras que los vecinos con ingresos o niveles de educación más bajos no se benefician en los barrios que se están gentrificando”. Por ello, los autores del estudio recuerdan que las intervenciones estructurales, como los nuevos espacios verdes, deben planificarse y evaluarse en el contexto de equidad y de cambio social urbano, y necesitan coordinar su acción con otros sectores y prioridades como son la salud o la vivienda. 

Artículo científico 
Cole H.V.S., Triguero-Mas M., Connolly J.J.T, Anguelovski I. (2019). Determining the health benefits of green space: Does gentrification matter? Health & Place, 57 1-11

Disponible online a: https://doi.org/10.1016/j.healthplace.2019.02.001

Actividades ICTA