El Locos por la Tierra retoma las sesiones presenciales

Después de hacer diversas sesiones en formato virtual, el programa Locos por la Tierra impartido por el ICTA-UAB reanudó el pasado día 27 de junio sus sesiones formativas en formato presencial.

¿Qué respiramos cuando estamos en el bosque?

Un estudio caracteriza por primera vez la química forestal del aire por debajo de la copa de los árboles en un encinar mediterráneo, y detecta las concentraciones máximas en julio y agosto.

La ciencia en Catalunya contra la Covid-19

Sesenta investigadores ICREA, entre los que se encuentra Isabelle Anguelovski del ICTA-UAB, lideran más de un centenar de actividades de investigación sobre la Covid-19.

La academia en tiempos del COVID-19: hacia una ética del cuidado

                                                                                                                                                        .

Una plataforma informática da visibilidad a los micropueblos de Catalunya

Un equipo de investigación de la UAB, en colaboración con la Asociación de Micropueblos de Cataluña, han creado el Sistema de Información Geográfica (SIG) para unos micropueblos activos y sostenibles (GISASH).

Los defensores de la justicia ambiental son víctimas de violencia y asesinatos

Los movimientos ciudadanos logran detener la degradación ambiental hasta en un 27% de los conflictos ambientales, según un estudio del ICTA-UAB.

Cambios tecnológicos y nuevos estilos de vida bajos en carbono, claves para mitigar los efectos del cambio climático

Para conseguir mitigar los efectos del cambio climático y alcanzar una sociedad más sostenible, es necesario transformar el actual sistema energético basado en los combustibles fósiles en un modelo basado en energías renovables.

Impactos del cambio climático estudiados usando el refranero popular

Miembros de la comunidad de riego que realizan trabajos de mantenimiento en una acequia de careo (ubicada en la cima de la montaña) para mejorar la circulación de agua para riego y consumo humano (foto: David García del Amo).

Las vasijas neolíticas revelan cómo fue el consumo de leche en Europa hace 7.000 años

Cerámica procedente del yacimiento arqueológico de Verson (Francia) analizada en la investigación (Fotografía de Annabelle Cocollos, Conseil départemental du Calvados ou CD14 publicada en Germain-Vallée et al.

Mapeando los impactos de la contaminación en los pueblos indígenas en todo el mundo

Mina de sufuro en Ijen, Java, Indonesia. Foto de Joan de la Malla.

El crecimiento económico es incompatible con la conservación de la biodiversidad

Un estudio en el que intervienen más de 20 especialistas en ecología de la conservación y economía ecológica pone en evidencia la contradicción entre el crecimiento económico y la conservación de la biodiversidad.

Encuesta: El rol del verde residencial durante el confinamiento por el brote de COVID-19 en España

El grupo de investigación BCNUEJ (www.bcnuej.org) del ICTA-UAB (https://ictaweb.uab.cat/) y del IMIM (www.imim.es) está realizando un estudio sobre el papel del verde residencial (vegetación interior, en balcones, en terrazas, cubiertas verdes.

El ICTA-UAB cede material de protección a diversos hospitales

El ICTA-UAB es, desde el pasado lunes 16 de marzo de 2020, un Instituto con acceso restringido.

Se prevén niveles de polen altos y avanzados para esta primavera. No confundir la alergia con el COVID-19

Las polinizaciones de esta primavera y verano comenzarán unos días antes de lo habitual y serán importantes, alcanzando niveles por encima de la media (del período 1994-2019).

La lucha por el poder obstaculiza las políticas urbanas de adaptación al cambio climático

Las acciones de transformación que realizan las ciudades para adaptarse y mitigar los impactos del cambio climático pueden verse menoscabadas por las luchas políticas por el poder municipal.

El análisis del hollín de los incendios tropicales depositado en el océano ayudará a predecir los futuros cambios climáticos del...

El ICTA-UAB inicia una expedición científica en el océano Atlántico para coger muestras de polvo y humo de los incendios del África tropical depositado en los sedimentos marinos.

¿Qué elementos y características deben tener los bosques para influenciar la salud humana?

A pesar del creciente interés de la comunidad científica y de la sociedad hacia el potencial de los bosques como fuente de salud humana, la literatura científica existente no permite establecer relaciones coherentes entre el tipo de bosque y diferentes variables de salud.

El coral rojo se recupera de manera efectiva en áreas protegidas del Mediterráneo tras décadas de sobreexplotación

Las medidas de protección de las Áreas Marinas Protegidas han permitido que las colonias de coral rojo (Corallium rubrum) se hayan recuperado parcialmente en el Mar Mediterráneo, alcanzando niveles de salud similares a los de la década de 1980 en Catalunya y a la década de 1960 en el Mar de Liguria (Noroeste de Italia).

Los “clubs climáticos subnacionales” podrían ser claves para combatir el cambio climático

La creación de "clubes climáticos" que ofrezcan su adhesión a estados subnacionales, y no solo a países, podría acelerar el avance hacia una política de cambio climático armonizada a nivel mundial.

El ICTA-UAB estrena su programa “Locos por la Tierra” de la Fundació Catalunya La Pedrera

Unos 300 jóvenes catalanes con aptitudes y talento especial para la ciencia han empezado este fin de semana una aventura única como participantes de la 8ª edición del programa “Locos por la Ciencia”.

Victoria Reyes-García recibe una beca ERC Proof of Concept vinculada al proyecto LICCI

Victoria Reyes-García, investigadora ICREA en el Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB), es una de los 76 principales investigadores que recibirán una de las becas Proof of Concept (PoC) del Consejo Europeo de Investigación (ERC por sus siglas en inglés).

El ICTA-UAB pide a la UAB que reduzca el número de vuelos

Ante la situación de emergencia climática, reconocida recientemente por la UAB, el Instituto de Ciència i Tecnología Ambientales de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) ha elaborado una propuesta en la que emplaza a la Universidad a adoptar una nueva política de viajes entre su comunidad que permita abordar una de las actividades más contaminantes: los vuelos en avión.

Una nueva evaluación considera que el discurso de la Unión Europea sobre descarbonización eléctrica necesita una revisión

Es bien sabido que la Unión Europea centra sus esfuerzos en descarbonizar su economía y, en muchos aspectos, la Energiewende de Alemania (proceso transición energética realizado en Alemania) encarna un ejemplo modélico de este esfuerzo.

Los residuos mineros vertidos en la bahía de Portmán siguen liberando metales en el mar 25 años después de su cese

Las aguas del mar mediterráneo continúan recibiendo metales disueltos del depósito de residuos mineros de la bahía de Portmán (Murcia) 25 años después del cese de la actividad minera.

Un nuevo proyecto ICTA-UAB evaluará los impactos de los micro y nanoplásticos en los océanos tropicales y templados

Un nuevo proyecto liderado por la investigadora del ICTA-UAB Patrizia Ziveri es uno de los cinco proyectos seleccionados para recibir financiación de la Iniciativa de Programación Conjunta Mares y Océanos Productivos y Saludables (Océanos JPI).
Noticias
Los “clubs climáticos subnacionales” podrían ser claves para combatir el cambio climático

Fecha: 2020-01-15

 

La creación de "clubes climáticos" que ofrezcan su adhesión a estados subnacionales, y no solo a países, podría acelerar el avance hacia una política de cambio climático armonizada a nivel mundial, propiciando a su vez un modo de lograr políticas climáticas más fuertes en todos los países. Éste es el hallazgo clave de un nuevo estudio realizado por investigadores del Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB), publicado recientemente en la revista Environmental Research Letters.

El investigador del ICTA-UAB Nick Martin, primer autor del estudio, explicó que la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC) es el facilitador predeterminado de las negociaciones mundiales sobre cuestiones climáticas. Sin embargo, debido a las limitaciones logísticas de los grupos grandes y a su participación esencialmente voluntaria, el progreso ha sido lento. Sus dos iniciativas más ambiciosas, el extinto Protocolo de Kyoto y el actual Acuerdo de París, se basaron en acciones voluntarias y no fueron legalmente vinculantes. Como resultado, tales políticas climáticas carecen de armonización global y, por lo tanto, están condenadas a continuar siendo débiles.

Consideran, por tanto, que es importante pensar en alternativas. La creación de una coalición o "club climático" integrado por países se ha sugerido como una forma de avanzar hacia un acuerdo global que haga cumplir las políticas climáticas nacionales a través de la armonización.

“En nuestro estudio, llevamos esta idea un paso más allá. Ampliar un club de manera que incluya estados o provincias subnacionales que quieran implementar sus propias políticas climáticas más ambiciosas podría permitir la inclusión de contribuciones considerables por parte de importantes emisores como Estados Unidos. Teniendo en cuenta la previsible retirada de los Estados Unidos del Acuerdo de París, esto podría tener un impacto significativo en las emisiones globales de los Estados Unidos al permitir que participen aquellos estados más motivados".

El modelo de "club climático" se basa en una política común, muy probablemente en forma de fijación de precios del carbono. El club ofrecería entonces beneficios comerciales exclusivos o bienes de club a sus miembros. También podría atraer una mayor afiliación mediante la imposición de sanciones a las importaciones de los no miembros, para limitar así la competencia de fuentes no reguladas.

El estudio empleó cuatro parámetros para predecir la probabilidad de participación de los gobiernos en múltiples niveles. Estos incluyeron el nivel de independencia del carbono, la opinión pública sobre el cambio climático, la política gubernamental actual y el nivel de membresía en coaliciones existentes relacionadas con el clima.

El Dr. Jeroen van den Bergh, profesor de investigación ICREA en el ICTA-UAB explicó que, en conjunto, estas medidas suponen un buen indicativo del nivel de ambición del gobierno con respecto a la política climática y, por lo tanto, su potencial disposición para unirse a un "club climático" internacional.

“Inicialmente identificamos un grupo de nueve países que probablemente serían más receptivos a formar parte del club. Aunque los EE.UU. y China no estaban entre este grupo, nuestros hallazgos sugieren que la Unión Europea (considerada como un solo país para estos fines) es el impulsor preferente del club, debido a sus altas emisiones, su alto PIB y su larga historia de liderazgo frente a la mitigación del cambio climático”. Además, creen que China podría decidir unirse a un club dado su reciente aumento en la preocupación por las emisiones locales y globales.

Teniendo en cuenta las políticas climáticas actuales de la administración Trump, consideran poco probable que Estados Unidos participe en iniciativas de este tipo en el futuro próximo. Sin embargo, como los estados de EE.UU. tienen niveles bastante altos de toma de decisiones a nivel local y muchos controlan economías significativas por derecho propio, también evaluaron las probabilidades de que los estados individuales considerasen unirse a un "club climático".

Descubrieron que 10 de los 50 estados son "muy propensos" a considerar su participación en el club, y otros 13 "moderadamente propensos" a hacerlo. Conjuntamente, estos 23 estados representan el 36% de las emisiones nacionales de los Estados Unidos y el 56,3% de su PIB.

Los estados estadounidenses menos motivados aún podrían ser persuadidos para unirse a través de las fuertes dependencias de exportación con cuatro socios clave: la UE, Canadá, México y China. De hecho, se descubrió que el 10% de los "no probables" restantes tenían fuertes lazos comerciales con estos países. Por lo tanto, un club que contiene estos cuatro socios comerciales podría ser capaz de aumentar significativamente la membresía del club a través de las influencias comerciales. En total, el análisis sugiere que los estados de EE.UU. que representan un total del 69,9% de las emisiones y el 77,7% del PIB total podrían ser miembros del club a través de cualquiera de estos mecanismos.

El Dr. van den Bergh afirmó que reconocen los obstáculos políticos y legales que los clubes climáticos podrían tener que hacer frente enfrentar, pero teniendo en cuenta las limitaciones del Acuerdo de París y la urgencia de implementar una acción climática efectiva, “creemos que es el momento de debatir soluciones audaces".

Artículo científico
Martin N., Van den Bergh J.C.J.M. (2019). A multi-level climate club with national and sub-national members: theory and application to US states. Environmental Research Letters 

Disponible online https://iopscience.iop.org/article/10.1088/1748-9326/ab5045

Actividades ICTA