Restaurar el 30% de los ecosistemas del mundo en áreas prioritarias podría prevenir el 70% de las extinciones

Según un informe de Nature en el que participa el ICTA-UAB, esta acción permitiría absorber cerca de la mitad del carbono acumulado en la atmósfera desde la Revolución Industrial.

Reconstruyen la dieta de las sociedades pre-colombinas de la Amazonía brasileña

Un estudio del ICTA-UAB demuestra que la caza y el manejo agroforestal, y no la pesca, fueron la base de la economía de subsistencia de las sociedades precolombinas en la costa amazónica brasileña.

El modelo de conservación de la vida silvestre socava los derechos de las comunidades locales e indígenas en la India

El mapa EJAtlas del ICTA-UAB denuncia que el actual modelo antepone el crecimiento y ganancias a la vida humana y la naturaleza que pretende proteger.

El calentamiento y la acidificación oceánica perjudican a las comunidades de fitoplancton calcáreo

Una investigación liderada por científicos del Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) alerta que los efectos del calentamiento del mar Mediterráneo en las comunidades planctónicas se verán agravados por la acidificación oceánica.

El economista del ICTA-UAB Joan Martínez Alier gana el Premio Balzan de retos ambientales

El economista Joan Martínez Alier del Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB), es uno los galardonados con el Premio Balzan 2020 en la categoría de "Retos ambientales: Respuestas de las Ciencias Sociales y las Humanidades".

Los pueblos indígenas, esenciales para comprender el cambio ambiental

Una investigación internacional en la que participa el ICTA-UAB muestra cómo el conocimiento indígena y local puede ayudar a gestionar los ecosistemas y la vida silvestre.

Una nueva publicación del proyecto MAGIC ofrece una mirada crítica a la economía circular

Con la atención mundial centrada en la pandemia por el COVID-19, los problemas que estaban a la vanguardia de la preocupación pública hace solo unos meses parecen haber desaparecido mágicamente.

Los beneficios económicos de proteger el 30% de la tierra y los océanos del planeta supera los costes en al menos 5:1

Un informe sin precedentes en el que participa el ICTA-UAB muestra que la economía mundial está mejor con una naturaleza más protegida.

El ICTA-UAB recibe la acreditación de Unidad de Excelencia María de Maeztu por segunda vez consecutiva

El Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) ha sido acreditado como Unidad de Excelencia María de Maeztu por segunda vez consecutiva, por el Ministerio de Ciencia e Innovación español.

Proyecto experimental de agricultura urbana, local y tradicional en Sabadell

El ICTA-UAB y el Ayuntamiento de Sabadell constituyen la comunidad FoodE, que reúne a todos los actores implicados en el sistema de producción alimentaria de la ciudad y en esta iniciativa.

¿Qué respiramos cuando estamos en el bosque?

Un estudio caracteriza por primera vez la química forestal del aire por debajo de la copa de los árboles en un encinar mediterráneo, y detecta las concentraciones máximas en julio y agosto.

La ciencia en Catalunya contra la Covid-19

Sesenta investigadores ICREA, entre los que se encuentra Isabelle Anguelovski del ICTA-UAB, lideran más de un centenar de actividades de investigación sobre la Covid-19.

La academia en tiempos del COVID-19: hacia una ética del cuidado

                                                                                                                                                        .

Una plataforma informática da visibilidad a los micropueblos de Catalunya

Un equipo de investigación de la UAB, en colaboración con la Asociación de Micropueblos de Cataluña, han creado el Sistema de Información Geográfica (SIG) para unos micropueblos activos y sostenibles (GISASH).

Los defensores de la justicia ambiental son víctimas de violencia y asesinatos

Los movimientos ciudadanos logran detener la degradación ambiental hasta en un 27% de los conflictos ambientales, según un estudio del ICTA-UAB.

Cambios tecnológicos y nuevos estilos de vida bajos en carbono, claves para mitigar los efectos del cambio climático

Para conseguir mitigar los efectos del cambio climático y alcanzar una sociedad más sostenible, es necesario transformar el actual sistema energético basado en los combustibles fósiles en un modelo basado en energías renovables.

Impactos del cambio climático estudiados usando el refranero popular

Miembros de la comunidad de riego que realizan trabajos de mantenimiento en una acequia de careo (ubicada en la cima de la montaña) para mejorar la circulación de agua para riego y consumo humano (foto: David García del Amo).

Las vasijas neolíticas revelan cómo fue el consumo de leche en Europa hace 7.000 años

Cerámica procedente del yacimiento arqueológico de Verson (Francia) analizada en la investigación (Fotografía de Annabelle Cocollos, Conseil départemental du Calvados ou CD14 publicada en Germain-Vallée et al.

El crecimiento económico es incompatible con la conservación de la biodiversidad

Un estudio en el que intervienen más de 20 especialistas en ecología de la conservación y economía ecológica pone en evidencia la contradicción entre el crecimiento económico y la conservación de la biodiversidad.

La lucha por el poder obstaculiza las políticas urbanas de adaptación al cambio climático

Las acciones de transformación que realizan las ciudades para adaptarse y mitigar los impactos del cambio climático pueden verse menoscabadas por las luchas políticas por el poder municipal.

El análisis del hollín de los incendios tropicales depositado en el océano ayudará a predecir los futuros cambios climáticos del...

El ICTA-UAB inicia una expedición científica en el océano Atlántico para coger muestras de polvo y humo de los incendios del África tropical depositado en los sedimentos marinos.

El coral rojo se recupera de manera efectiva en áreas protegidas del Mediterráneo tras décadas de sobreexplotación

Las medidas de protección de las Áreas Marinas Protegidas han permitido que las colonias de coral rojo (Corallium rubrum) se hayan recuperado parcialmente en el Mar Mediterráneo, alcanzando niveles de salud similares a los de la década de 1980 en Catalunya y a la década de 1960 en el Mar de Liguria (Noroeste de Italia).

Los “clubs climáticos subnacionales” podrían ser claves para combatir el cambio climático

La creación de "clubes climáticos" que ofrezcan su adhesión a estados subnacionales, y no solo a países, podría acelerar el avance hacia una política de cambio climático armonizada a nivel mundial.
Noticias
Cambios tecnológicos y nuevos estilos de vida bajos en carbono, claves para mitigar los efectos del cambio climático

Fecha: 2020-05-18

Para conseguir mitigar los efectos del cambio climático y alcanzar una sociedad más sostenible, es necesario transformar el actual sistema energético basado en los combustibles fósiles en un modelo basado en energías renovables, así como cambiar los estilos de vida de la sociedad, apostando por una menor movilidad, dietas alimenticias bajas en carbono, y viviendas de menor tamaño. Ésta es la principal conclusión a la que llegaron los más de 400 científicos que se dieron cita de manera virtual en la Conferencia Internacional sobre Estilos de Vida Bajos en Carbono, organizada por el Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB).

La conferencia debatió sobre los posibles cambios sociales necesarios para garantizar una economía y unos modelos de vida menos contaminantes que contribuyan a mitigar el cambio climático. Tras tres días de intensos debates, las principales conclusiones destacan que, para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París, deben plantearse escenarios en los que las soluciones tecnológicas y los nuevos estilos de vida bajos en carbono compartan protagonismo. “Los estilos de vida bajos en carbono deben dejar de desempeñar un papel marginal para convertirse en una corriente principal”, indican.

No obstante, esto no es tarea fácil ya que los estilos de vida están definidos por circunstancias situacionales, conductuales y cognitivas, lo que significa que las políticas y las prácticas sociales pueden moldear fuertemente su evolución. “El objetivo es reducir la resistencia al cambio de los ciudadanos al mostrarles que los estilos de vida coherentes con los objetivos climáticos son posibles y necesarios”, indican. Para ellos es necesario insistir en los "co-beneficios" de estas nuevas formas de vida, y no solo en los objetivos climáticos. “Por ejemplo, reducir el uso de automóviles no solo es positivo desde la perspectiva del cambio climático, sino también de salud (contaminación del aire, actividad física, etc.). Enmarcar el mensaje en torno a temas en los que casi todo el mundo está de acuerdo, como la salud, permite evitar las divisiones políticas tradicionales”, indica el texto.

Se debe motivar y concienciar a la población de que la sostenibilidad depende del esfuerzo colectivo, y no sólo individual. En este sentido, destacaron que se tiende a sobreestimar el impacto climático de los "pequeños gestos" (es decir, reciclar, cerrar el grifo, etc.), lo que lleva a las personas a pensar que implementarlos es suficiente para combatir el cambio climático. Este tipo de comportamientos de bajo impacto siguen siendo promovidos, tal vez porque se consideran menos “amenazantes” para los individuos.

Los cambios pueden provocar la reducción significativa del uso del carbono, pero hay que mostrar a los ciudadanos cómo esto es posible. “En el ámbito de la movilidad, es necesario no sólo hacer cambios tecnológicos sino también reducir al mínimo el número de pasajeros, los kilómetros y la necesidad de viajar”, recogen en las conclusiones donde se destacan otros sectores industriales. “Debemos reducir la energía en todas las fases del sistema alimentario, y cambiar los comportamientos y dietas actuales por otras más sostenibles, comiendo menos carne o reduciéndola por completo”, indican.

Los desplazamientos en avión, con recientes movimientos sociales en todo el mundo a favor de reducir los vuelos, o la moda, con propuestas que apuestan por el intercambio o la fabricación propia de prendas incluso por encima de la moda sostenible o el reciclaje de ropa vintage, son otros de los ámbitos donde debieran tener lugar los cambios.

Pero, ¿cómo es posible trasladar los objetivos y propuestas de nuevos estilos de vida sostenibles a medidas políticas que los hagan posibles y los consoliden? Frente a la desinformación general existente entre la población sobre políticas climáticas, los expertos abogan por la información como medida principal para su aceptación. “Poco saben los ciudadanos sobre su huella de carbono, y esta información podría favorecer una mejor toma de decisiones”, indica el texto, quien recuerda que no sólo hay que “aplicar políticas climáticas de reducción de emisiones, sino también de reducción de la desigualdad o la pobreza”. Asimismo, explican que las políticas de tipo comunicativo implementadas en países de todo el mundo tienen una mayor aceptación e impacto que las medidas de tipo jurídico. Los científicos consideran que la publicidad puede contribuir a los cambios de estilos de vida, y recuerdan que ellos, como comunidad científica, deben influenciar y guiar a la sociedad. “Debemos ser coherentes y consecuentes para influenciar a los demás, y demostrar nuestras propias creencias científicas en la práctica”, indican en el documento. "Para lograr cambios significativos en el estilo de vida, debemos reunir apoyo para tomar medidas colectivas", insisten.

Respecto a la excepcional situación generada por la pandemia de COVID-19, indican que la crisis nos ofrece la oportunidad de romper con nuestros hábitos y reconsiderar nuestros estilos de vida. En este sentido, las primeras semanas después del confinamiento serán muy importantes para desarrollar nuevos hábitos, coherentes con los estilos de vida bajos en carbono. Además, las políticas de recuperación económica tendrían que tener en cuenta los objetivos climáticos, y evitar acciones como subvencionar sectores contaminantes.

Un ejemplo de los nuevos modelos de vida es la propia conferencia científica, que pudo ser reformulada para llevarse a cabo de forma virtual, sin desplazamientos ni gastos logísticos, lo que supuso un menor impacto ambiental. Hacen hincapié en que la crisis sanitaria pone de manifiesto el alto coste de actuar con retraso, así como la necesidad de una acción rápida y radical. Estas son lecciones valiosas que pueden y deben aplicarse a la crisis climática.

Sesiones de la Conferencia disponibles en YouTube: https://ictaweb.uab.cat/2020-playlist

 

Actividades ICTA