Los pueblos indígenas, esenciales para comprender el cambio ambiental

Una investigación internacional en la que participa el ICTA-UAB muestra cómo el conocimiento indígena y local puede ayudar a gestionar los ecosistemas y la vida silvestre.

Una nueva publicación del proyecto MAGIC ofrece una mirada crítica a la economía circular

Con la atención mundial centrada en la pandemia por el COVID-19, los problemas que estaban a la vanguardia de la preocupación pública hace solo unos meses parecen haber desaparecido mágicamente.

Los beneficios económicos de proteger el 30% de la tierra y los océanos del planeta supera los costes en al menos 5:1

Un informe sin precedentes en el que participa el ICTA-UAB muestra que la economía mundial está mejor con una naturaleza más protegida.

El ICTA-UAB recibe la acreditación de Unidad de Excelencia María de Maeztu por segunda vez consecutiva

El Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) ha sido acreditado como Unidad de Excelencia María de Maeztu por segunda vez consecutiva, por el Ministerio de Ciencia e Innovación español.

Proyecto experimental de agricultura urbana, local y tradicional en Sabadell

El ICTA-UAB y el Ayuntamiento de Sabadell constituyen la comunidad FoodE, que reúne a todos los actores implicados en el sistema de producción alimentaria de la ciudad y en esta iniciativa.

El Locos por la Tierra retoma las sesiones presenciales

Después de hacer diversas sesiones en formato virtual, el programa Locos por la Tierra impartido por el ICTA-UAB reanudó el pasado día 27 de junio sus sesiones formativas en formato presencial.

¿Qué respiramos cuando estamos en el bosque?

Un estudio caracteriza por primera vez la química forestal del aire por debajo de la copa de los árboles en un encinar mediterráneo, y detecta las concentraciones máximas en julio y agosto.

La ciencia en Catalunya contra la Covid-19

Sesenta investigadores ICREA, entre los que se encuentra Isabelle Anguelovski del ICTA-UAB, lideran más de un centenar de actividades de investigación sobre la Covid-19.

La academia en tiempos del COVID-19: hacia una ética del cuidado

                                                                                                                                                        .

Una plataforma informática da visibilidad a los micropueblos de Catalunya

Un equipo de investigación de la UAB, en colaboración con la Asociación de Micropueblos de Cataluña, han creado el Sistema de Información Geográfica (SIG) para unos micropueblos activos y sostenibles (GISASH).

Los defensores de la justicia ambiental son víctimas de violencia y asesinatos

Los movimientos ciudadanos logran detener la degradación ambiental hasta en un 27% de los conflictos ambientales, según un estudio del ICTA-UAB.

Cambios tecnológicos y nuevos estilos de vida bajos en carbono, claves para mitigar los efectos del cambio climático

Para conseguir mitigar los efectos del cambio climático y alcanzar una sociedad más sostenible, es necesario transformar el actual sistema energético basado en los combustibles fósiles en un modelo basado en energías renovables.

Impactos del cambio climático estudiados usando el refranero popular

Miembros de la comunidad de riego que realizan trabajos de mantenimiento en una acequia de careo (ubicada en la cima de la montaña) para mejorar la circulación de agua para riego y consumo humano (foto: David García del Amo).

Las vasijas neolíticas revelan cómo fue el consumo de leche en Europa hace 7.000 años

Cerámica procedente del yacimiento arqueológico de Verson (Francia) analizada en la investigación (Fotografía de Annabelle Cocollos, Conseil départemental du Calvados ou CD14 publicada en Germain-Vallée et al.

Mapeando los impactos de la contaminación en los pueblos indígenas en todo el mundo

Mina de sufuro en Ijen, Java, Indonesia. Foto de Joan de la Malla.

El crecimiento económico es incompatible con la conservación de la biodiversidad

Un estudio en el que intervienen más de 20 especialistas en ecología de la conservación y economía ecológica pone en evidencia la contradicción entre el crecimiento económico y la conservación de la biodiversidad.

Encuesta: El rol del verde residencial durante el confinamiento por el brote de COVID-19 en España

El grupo de investigación BCNUEJ (www.bcnuej.org) del ICTA-UAB (https://ictaweb.uab.cat/) y del IMIM (www.imim.es) está realizando un estudio sobre el papel del verde residencial (vegetación interior, en balcones, en terrazas, cubiertas verdes.

El ICTA-UAB cede material de protección a diversos hospitales

El ICTA-UAB es, desde el pasado lunes 16 de marzo de 2020, un Instituto con acceso restringido.

La lucha por el poder obstaculiza las políticas urbanas de adaptación al cambio climático

Las acciones de transformación que realizan las ciudades para adaptarse y mitigar los impactos del cambio climático pueden verse menoscabadas por las luchas políticas por el poder municipal.

El análisis del hollín de los incendios tropicales depositado en el océano ayudará a predecir los futuros cambios climáticos del...

El ICTA-UAB inicia una expedición científica en el océano Atlántico para coger muestras de polvo y humo de los incendios del África tropical depositado en los sedimentos marinos.

¿Qué elementos y características deben tener los bosques para influenciar la salud humana?

A pesar del creciente interés de la comunidad científica y de la sociedad hacia el potencial de los bosques como fuente de salud humana, la literatura científica existente no permite establecer relaciones coherentes entre el tipo de bosque y diferentes variables de salud.

El coral rojo se recupera de manera efectiva en áreas protegidas del Mediterráneo tras décadas de sobreexplotación

Las medidas de protección de las Áreas Marinas Protegidas han permitido que las colonias de coral rojo (Corallium rubrum) se hayan recuperado parcialmente en el Mar Mediterráneo, alcanzando niveles de salud similares a los de la década de 1980 en Catalunya y a la década de 1960 en el Mar de Liguria (Noroeste de Italia).

Los “clubs climáticos subnacionales” podrían ser claves para combatir el cambio climático

La creación de "clubes climáticos" que ofrezcan su adhesión a estados subnacionales, y no solo a países, podría acelerar el avance hacia una política de cambio climático armonizada a nivel mundial.

El ICTA-UAB estrena su programa “Locos por la Tierra” de la Fundació Catalunya La Pedrera

Unos 300 jóvenes catalanes con aptitudes y talento especial para la ciencia han empezado este fin de semana una aventura única como participantes de la 8ª edición del programa “Locos por la Ciencia”.

Victoria Reyes-García recibe una beca ERC Proof of Concept vinculada al proyecto LICCI

Victoria Reyes-García, investigadora ICREA en el Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB), es una de los 76 principales investigadores que recibirán una de las becas Proof of Concept (PoC) del Consejo Europeo de Investigación (ERC por sus siglas en inglés).

El ICTA-UAB pide a la UAB que reduzca el número de vuelos

Ante la situación de emergencia climática, reconocida recientemente por la UAB, el Instituto de Ciència i Tecnología Ambientales de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) ha elaborado una propuesta en la que emplaza a la Universidad a adoptar una nueva política de viajes entre su comunidad que permita abordar una de las actividades más contaminantes: los vuelos en avión.

Una nueva evaluación considera que el discurso de la Unión Europea sobre descarbonización eléctrica necesita una revisión

Es bien sabido que la Unión Europea centra sus esfuerzos en descarbonizar su economía y, en muchos aspectos, la Energiewende de Alemania (proceso transición energética realizado en Alemania) encarna un ejemplo modélico de este esfuerzo.

Los residuos mineros vertidos en la bahía de Portmán siguen liberando metales en el mar 25 años después de su cese

Las aguas del mar mediterráneo continúan recibiendo metales disueltos del depósito de residuos mineros de la bahía de Portmán (Murcia) 25 años después del cese de la actividad minera.

Un nuevo proyecto ICTA-UAB evaluará los impactos de los micro y nanoplásticos en los océanos tropicales y templados

Un nuevo proyecto liderado por la investigadora del ICTA-UAB Patrizia Ziveri es uno de los cinco proyectos seleccionados para recibir financiación de la Iniciativa de Programación Conjunta Mares y Océanos Productivos y Saludables (Océanos JPI).
Noticias
Los beneficios económicos de proteger el 30% de la tierra y los océanos del planeta supera los costes en al menos 5:1

Fecha: 2020-07-27

Un informe sin precedentes en el que participa el ICTA-UAB muestra que la economía mundial está mejor con una naturaleza más protegida.

La economía mundial se vería beneficiada con el establecimiento de un mayor número de áreas protegidas de tierra y mar al que existe en la actualidad. Así lo establece un estudio sobre las implicaciones económicas de proteger la naturaleza en el que han participado más de cien economistas y científicos, entre los que se encuentra Kim Scherrer, la investigadora del Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB).

El informe, el más amplio hasta la fecha, considera varios escenarios de protección de al menos el 30% de la tierra y los océanos del mundo para mostrar que los beneficios superan los costos en al menos 5:1. La investigación brinda nueva evidencia de que el sector conservacionista impulsa el crecimiento económico, proporciona beneficios no monetarios clave y es un contribuyente neto a una economía mundial resiliente.

Estos hallazgos siguen la creciente evidencia científica de que es necesario proteger al menos el 30% de la tierra y los océanos del planeta para hacer frente al alarmante colapso del mundo natural, que ahora amenaza con la extinción hasta un millón de especies. Con tan claros datos económicos y científicos, sigue creándose el impulso para un acuerdo global trascendental que incluiría ese objetivo de protección del 30%. El Convenio sobre la Diversidad Biológica ha incluido esta meta del 30% de área protegida en su borrador de la estrategia a diez años, que se espera sea finalizada y aprobada por los 196 miembros del Convenio el año próximo en Kunming, China.

Este nuevo informe independiente, «Proteger el 30% del planeta para la naturaleza: costos, beneficios e implicaciones económicas», es el primer análisis en la historia sobre los efectos que las áreas protegidas tienen sobre diferentes sectores económicos, tales como la agricultura, las pesquerías y la explotación forestal, así como sobre el sector conservacionista. El estudio mide los impactos financieros de las áreas protegidas sobre la economía global y los beneficios no monetarios como los servicios de ecosistemas, que incluyen la mitigación del cambio climático, la protección contra inundaciones, la provisión de agua limpia y la conservación del suelo. A lo largo de todas las mediciones, los expertos hallan que los beneficios son mayores cuando más naturaleza es protegida en contraposición a mantener el statu quo.

Actualmente, alrededor del 15% de la tierra y 7% de los océanos del mundo tienen algún grado de protección. La investigación revela que las protecciones adicionales llevarían a un promedio anual de 250 mil millones de dólares más en resultados económicos y un promedio anual de 350 mil millones de dólares en servicios ecosistémicos mejorados, en comparación con el statu quo. 

El sector conservacionista ha sido uno de los que más rápidamente ha crecido en los últimos años y, de acuerdo con el informe, se prevé que crezca entre un 4% y un 6% por año, en comparación con el menos del 1% para la agricultura, las pesquerías y la explotación forestal, una vez el mundo se recupere de la pandemia de COVID-19. Proteger las áreas naturales también brinda significativos beneficios en materia de salud mental y física, y reduce el riesgo de nuevos brotes de enfermedades zoonóticas como la COVID-19, un valor que no ha sido aún cuantificado a pesar de los extraordinariamente altos costos económicos de la pandemia. Un estudio reciente estimaba que el valor económico de las áreas protegidas basado en la mayor salud mental de los visitantes era de seis billones de dólares anualmente.

«Nuestro informe muestra que la protección en la economía actual aporta aún más ingresos que las alternativas y es probable que agregue ingresos a la agricultura y la explotación forestal, al tiempo que ayude a prevenir el cambio climático, la crisis del agua, la pérdida de la biodiversidad y las enfermedades. Aumentar la protección de la naturaleza es una política sólida para los gobiernos que tienen que compatibilizar diferentes intereses. No se le puede poner un precio a la naturaleza, pero los números económicos apuntan a su protección», dice Anthony Waldron, autor principal del estudio e investigador especializado en finanzas conservacionistas, pérdida de especies y agricultura sostenible. 

Los autores de la investigación revelan que obtener los beneficios sustanciales de proteger el 30% de la tierra y los océanos del planeta requiere una inversión anual promedio de aproximadamente 140 mil millones de dólares para 2030. Actualmente, el mundo solo invierte poco más de 24 mil millones de dólares por año en áreas protegidas.
«La inversión no se puede ni comparar con los beneficios económicos que las áreas protegidas adicionales conllevarían ni con el mayor apoyo financiero que se les brinda en la actualidad a otros sectores», sostuvo Enric Sala, coautor de este informe. «Invertir para proteger la naturaleza representaría menos de un tercio de la cantidad que los gobiernos gastan en subsidios a actividades que destruyen la naturaleza. Representaría un 0,16% del PIB y requiere menos inversión que lo que el mundo gasta en videojuegos cada año», agregó. 

La organización Campaign for Nature (CFN), que encargó el estudio, está trabajando con una creciente coalición de más de cien organizaciones conservacionistas, científicos y líderes indígenas de todo el mundo en respaldo de la meta del 30% y de mayor apoyo financiero para la conservación. CFN recomienda que los fondos provengan de todo tipo de fuentes, como asistencia al desarrollo oficial, presupuestos de gobiernos nacionales, financiación climática dirigida a soluciones basadas en la naturaleza, organizaciones filantrópicas, corporaciones y nuevas fuentes de ingresos o ahorros a través de cambios regulatorios y subsidios. Como entre el 70% y el 90% del costo estaría enfocado en países de ingresos bajos y medios debido a la ubicación de la biodiversidad más amenazada del mundo, estos países requerirán asistencia financiera de muchas fuentes.

 

 
Actividades ICTA
No hay eventos registrados a partir de hoy.